“El Invima no tenía los equipos para poder determinar trazas de lactosueros en productos”



El presidente de Demogan, Roberto Ramírez, dijo que entre las compañías demandadas por vender lactosuero están Gloria y Parmalat

Vanessa Pérez Díaz – vperez@larepublica.com.co

En los últimos 10 años, el tema de los lactosueros en Colombia ha salido a relucir al menos tres veces: en abril de 2011, cuando una resolución de la SIC (15304) ordenó investigar a 23 empresas (productos y comercializadores) por vender un subproducto de la leche; en mayo de 2016, cuando la SIC (mediante resolución 26724) impuso multas a varios productores por engañar a los consumidores; y en diciembre de 2019, cuando más de 300.000 campesinos representados por Demogan demandaron a nueve empresas lácteas por vender lactosueros.

A casi tres meses de haber surgido esta última demanda, su presidente, Roberto Ramírez Ocampo, advirtió en Inside LR que han faltado todos los controles para frenar la venta de lactosueros como si fuera leche. Añadió que el Invima no tiene las herramientas necesarias para detectar trazas de lactosuero.

¿Cómo está el consumo de leche en Colombia?
El consumo está entre 141 litros y 143 litros per cápita año. El estrato seis llega a consumir hasta 230 o 240 litros per cápita, mientras que los estratos 1 y 2 consumen entre 70 y 80 litros per cápita. Lo que se busca es un mayor consumo en los bajos estratos. Cuando uno ofrece leches baratas, como es lo que nosotros identificamos, hay mucha gente que compra y esas leches baratas tienen adición de lactosueros. La legislación en Colombia es contundente: tienen que haber ausencia de lactosueros.

¿Qué es el lactosuero y cómo perjudica a la gente?
El lactosuero sale de la producción de leche de quesos blancos: la cuajada de un queso blanco o quesos campesinos, los que no son madurados. El lactosuero no es veneno, es un producto que tiene una serie de condiciones. Leche no hay sino una. Si se le agrega cualquier sucedáneo, tiene que cambiarle el nombre. El nombre para las leches que tienen productos adicionales se llaman bebidas lácteas.

¿Cuál es la diferencia entre la leche y los lactosueros?
El indicador más contundente es nutricional y es el calcio, que tiene muchas propiedades. Para un niño que no toma leche entera, su desarrollo mental puede no ser óptimo. El calcio forma huesos y dientes. No es aceptable que se agregue absolutamente nada. ¿Qué sucede? ¿Qué me van a decir? ¿A partir de cuánto se baja qué? Es una evaluación que muchas veces es complicada hacerla. Es más, cuando empezamos todo esto, encontrábamos que no habían laboratorios en Colombia que nos pudieran determinar, de manera razonable, cuánto se había incluido de lactosueros. Nos tocó entonces mandar las muestras a un laboratorio en Alemania. Pero una leche a la que se le agregue cualquier sucedáneo, se puede identificar, en un laboratorio que sea bueno, desde el 1% de adición, y eso no es aceptable.

¿Es leche adulterada?
Si dijeran que es bebida láctea, no es adulterada. Empezamos todo esto para defender la producción de muchos campesinos. La primera estimación que hicimos es que al día se dejan de comprar 250.000 litros de leche diarios, esos 91,2 millones de litros de leche al año (si tenemos en cuenta que al día se producen en Colombia 19 millones de litros) es como si le quitaran la compra de 4,2 días al año. Pero viene gente que dice estar mejor informada, y yo les pido el favor entonces que lo digan /pero hay un gran temor por decir las cosas) que son 650.000 a 1.000.000 de litros que se incluyen para hacer estas leches adulteradas.

¿Esas son las pérdidas?
Ahorita los lecheros no tienen mucho ese problema, pues por cuenta del verano hay una escasez de leche y toda la leche se está comprando ¿Cuál es la gran amenaza? Que nadie se va a quedar quieto, ninguna industria puede dejar de producir al día, porque tiene costos regulados y claros, entonces en lugar de comprar leche, cuando falta, tienen producto importado, que esa no es la razón de nuestra conversación hoy. Las industrias nunca dejan de tener suficiente suministro. Ustedes recuerdan que hay una figura que se llama la enlechada: cuando hay exceso de leche, no le compran al campesino, pero si ahora llegan y me incluyen lactosuero a la leche, pues resulta que hasta 250.000 litros al día se dejan de comprar. Un campesino produce al día 25 litros, eso quiere decir 10.000 fincas a las que no les compran. Eso es mucho.

¿Esto ya se trasladó también a los derivados de los lácteos como quesos u otras referencias?
No. Los quesos exigen que la leche sea intocada, porque cuando uno compra la leche o la acopia y la lleva a una industria, en la industria se pasteuriza la leche y después se homogeniza la leche, al hacer esto último queda totalmente dispersa los dos productos fundamentales con los que se hace el queso: los sólidos totales de la leche y la grasa. Cuando se saca la leche directamente de la ubre de la vaca y si se deja un momento en la nevera  se concentra la grasa y los sólidos, de ahí se hacen los quesos. A un quesero no le sirve comprar leche homogeneizada y pasteurizada, sino que tiene que ser leche cruda, desde luego con buen trato. El lactosuero no existe en este caso, se deriva es de la sinéresis, es el lagrimeo de la producción de esos quesos blancos, es lo que sobra de la producción de quesos blancos.

¿Han faltado controles?
Controles han faltado todos. Le pedimos en primer lugar al Invima por qué no hacía algo y buscaba cómo está la calidad de la leche. El Invima no tenía los equipos para poder determinar trazas de lactosueros y por eso enviamos las muestras a Alemania. La inclusión de lactosueros estuvo muchos años al garete, estaba en una situación de permisividad absurda

¿Qué pasó? Que hace tres años vimos que había leches por debajo del costo. Lo primero es que ustedes se pueden imaginar lo que es investigar cuál es el costo de un industrial que no quiere revelar sus costos o que eso es parte de su secreto profesional. Sin embargo, llegamos al costo de una bolsa de leche, no en Tetra Pak porque es más costoso, y tratamos de entender cómo hacen para vender a $1.400, en ese momento, o a $1.500 a $1.600. Yo soy un visitador de supermercados y de fincas y aún hoy pueden encontrar leches de $1.800, la bolsa de 900 cc. Si el precio son los $1.800, esto está $200 por debajo del costo, pero entonces qué ¿nadie gana? Porque en la puerta de la fábrica el precio es una cosa, luego se suma el flete, que en Colombia es el más alto del mundo, por kilómetros recorrido, y el flete refrigerado no les quiero decir lo qué es , es mucho más costoso. Y si además de eso, falta la utilidad del intermediario, ¿cómo hacemos para vender la leche a los $1.080 pesos? No hay manera.

Eso nos llevó a pensar: o le están comprando el producto a los campesinos a muy bajo precio o algo está pasado y están incluyendo sucedáneos o productos que no son leche y en este caso encontramos que incluían lactosueros.

¿Se puede hacer una comparación de cuánta leche 100% natural se produce frente a la que tiene lactosuero?
Por qué no me ayudan con esa cifra, porque no la sé. Son muchísimas. Las estadísticas en Colombia son muy pobres, son espantosamente pobres, pero le voy a decir alguna cosa que de pronto puede ayudar a ubicarnos en el panorama. Colombia produce 19 millones de litros al día de leche, la parte industrial son 203 industrias lácteas, que creo que son las que están afiliadas a Asoleche. Esas 203 industrias lácteas acopian entre 8 millones y 8,5 millones de litros, el resto se va a la informalidad. Entre otras, quiero ser muy claro, si no fuera por los acopiadores informales tendríamos un problema gravísimo en el campo, lo que quisiéramos es que se formalizaran todos, pero eso es otro debate.  En este momento, si ponemos una media de adulteración que esté por lo menos en 5%, voy a decir de adición del lactosuero, pues eso daría el número de litros de producto final.

Quiero que tengan muy claro esto: ponen en un cartón o en una bolsa “leche” cuando adicionan lactosuero. Lógicamente, si adicionan 5% de lactosuero el 95% va a ser leche, entonces ¿podemos llegar a decir que hay por el orden de 2 millones de litros de empaques de 900 cc rodando por el país y se está vendiendo esa cantidad de leche? No lo sé. Es una confesión muy triste que tengo que hacer, pero es que no tenemos las estadísticas y no podemos decir cosas que no sean exactas.

¿Cómo avanza la acción popular contra nueve empresas?
Mandamos muestras de 41 empresas de las 203 que hay en el sector. De esas 41, nueve empresas tuvieron muestras con trazas de lactosueros en tres oportunidades. ¿En qué va la acción popular? La presentamos en agosto de 2019 y quedó ante el juez civil del circuito de Bogotá 13 en noviembre. Tenían que haber dado respuesta el 25 de enero, pero no la dieron y esta respuesta creo que se cumplió el 25 de febrero. Ahora tiene que haber un tiempo de conciliación y en eso vamos. Lo que buscamos es que no se adicione lactosueros a la leche. No estamos buscando recompensa o reconocimiento.

¿Es un problema de las marcas y los supermercados?
Es un problema de las marcas, porque los supermercados no tienen laboratorios para ver qué les mandan. Ellos parten de la buena fe de las marcas.

¿Cuáles son esas empresas?
Gloria, Parmalat, El Mortiño, Colfrans, Alival, Lácteos la Esmeralda, Productos Alimenticios el recreo, Doña leche alimentos y Laktoland (antes Ceuco).

¿Esas empresas les han dicho algo en conversaciones directas?
Sí, me han contactado dos empresas pero estoy impedido de hablar con ellas, porque resulta que esto se fue a un juzgado y no puedo hacer, no porque sea buena o mala persona, sino porque no puedo hacer cosas que el juzgado no sepa.

El año pasado el Invima dijo que iba a tener un laboratorio, ¿se avanzó en algo?
En agosto de 2019 el Invima dijo eso. Nos llamó la Asociación de industriales lecheros y nos dijo: el Invima sale ahorita en enero a hacer los exámenes. Y les dije: ojalá que cumplan. Pues resultó que no llegó en enero y alguien nos dijo hace días, que eso se iba a demorar 10 meses. Quiero decirle al país que nosotros vamos a seguir buscando la manera de mandar muestras para que sean analizadas, no hemos llegado sino a 41 empresas. A todas las empresas les pido el favor que entiendan que cuando uno incluye lactosuero debilitan nuestra seguridad alimentaria. No lo debemos hacer, la ecuación es muy sencilla: dejamos de comprar leche porque se pone lactosuero o se importa leche, desestimulamos la producción del campesino, el campesino deja de producir, comienza a entrar el producto importado y ahí  sí sube el precio de los productos importados, entonces es dispararnos en el pie. Entonces por favor no incluyan lactosueros en sus fórmulas.

El jueves estaba en Medellín y me llamó un ganadero de Chichinquirá y me dijo que le estaba diciendo la empresa que le compra que le haría una evaluación de si en su empresa incluyen lactosueros. Bueno, eso también se lo quiero decir a la industria: los campesinos no tienen la manera de incluir lactosueros, eso no se hace así, porque es difícil hacer la tarrotecnia de incluir los lactosueros. No miren para el lado que no es: no vayan a vender el sofá. El campesino nada tiene que ver con esto. Espero que la información que me dio este ganadero esté equivocado, si no, le quiero pedir a la industria tengan cuidado y que más bien cuiden a sus proveedores. Son 350.000 campesinos y empresarios ganaderos que producen leche al día, cuídenlos, no le digan que si están incluyendo lactosueros, eso no es aceptable.

¿Esperan que haya solución en cuánto tiempo?
Si supiera futurología le diría cuál acción comprar. Creo que esto se puede alargar todo el año, espero que menos. Espero que las empresas que incluyen lactosueros, y no estamos diciendo que dejen de incluirlos, sino que cuando lo hagan pongan que es lactosuero en la etiqueta. Entendamos bien eso, si nos ponemos de acuerdo en la primera sentada, y dicen vamos a hacer esa cuestión, pues sencillamente lo que tiene que haber son las herramientas por parte del Invima para que no sea un particular el que esté preocupado por eso y vamos resolver esto sencillamente, de lo contrario, esto se va a extender y no sería aceptable.

¿Qué significa y de dónde surge Demogan?
Somos el resultado de oponernos a la autocracia que existe en la ganadería, buscamos que haya democracia. No hay nada que moderniza más que la democracia, porque cuando se permite activar la inteligencia colectiva, o sea, que todos los ganaderos de Colombia puedan opinar acerca de cómo pueden ellos mejorar, eso es la democracia. Cuando hay una sola voz cantante y sonante, eso no es democrático. Nosotros tratamos de escuchar a la gente, realmente y además de eso respaldamos el desacuerdo.

EL PERFIL
Roberto Ramírez Ocampo es el presidente de la agremiación Demogan (Democracia y Modernización Ganadera), que agrupa a pequeños campesinos. Es consultor de Empresas en el área internacional (Exportación e Importación) y en los temas de Estrategias Gerenciales, desarrollos de enfoques creativos para las empresas. Se ha dedicado a estudiar los ríos de Colombia y el agua. De hecho, cuenta con más de 200 escritos sobre el tema entre análisis, reportajes e investigaciones. También, el ejecutivo estudia permanentemente el medio ambiente, y la sostenibilidad en los procesos industriales.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Nación recibiría $6,5 billones de Ecopetrol tras propuesta de dividendo de $180 por acción
Next “Más de 50% de las ventas de Nespresso se hacen por medio de canales digitales”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *