Consejos expertos para cuidar su gato de la toxoplasmosis – Vida




Los gatos son quizá los animales de compañía en torno a los cuales se tejen más mitos: su carácter y comportamiento han reforzado numerosas leyendas. Sin embargo, una de las más comunes tiene que ver con la transmisión de enfermedades a los seres humanos y, principalmente, sobre la toxoplasmosis.

¿Qué es? La toxoplasmosis es una enfermedad zoonótica, es decir, que se transmite de los animales al hombre. Es causada por un parásito intracelular del género toxoplasma: el Toxoplasma gondii. Si bien este parásito se puede encontrar casi en todos los mamíferos y algunas aves, y también en elementos de consumo humano como carnes, legumbres o verduras, que pueden contaminar al humano cuando no se lavan, higienizan o cocinan adecuadamente, son los felinos domésticos los principales acusados cuando se menciona esta enfermedad.

¿La razón? Es en el organismo de los felinos, tanto silvestres como domésticos, que el parásito puede llevar a cabo la reproducción sexual, completar su ciclo de vida y luego ser expulsado a través de la materia fecal.

(Lea también: Niño, el perro domiciliario que ayuda a su dueño a comprar víveres)

¿Cómo puede contagiarse su gato?

Antes de conocer las formas de contagio, es importante mencionar que el ciclo de vida del parásito se completa tanto en felinos, que son los huéspedes definitivos, como en aves y mamíferos, que son los huéspedes intermedios. Es al ingerir tejidos o heces de animales contaminados (como palomas, ratones, entre otros) que nuestro gato puede consumir los quistes e infectarse. También, el parásito se puede transmitir a través de la placenta de madres gatunas a sus hijos

Signo de alarma en gatos 

La sintomatología es variable, pudiendo observarse signos leves como diarrea, vómito, deshidratación e inapetencia, hasta dificultad respiratoria, tos, fiebre, dolor muscular, e incluso signos nerviosos.

¿Cómo saber si su gato es portador?

Existen dos métodos efectivos que nos permiten realizar un diagnóstico de la enfermedad, tanto en humanos como en felinos domésticos:

–Análisis de materia fecal: puede no ser 100 por ciento efectivo, pues el parásito no siempre será visto a través de un microscopio.

–Pruebas de sangre: es el más exacto ya que mide la presencia de anticuerpos en sangre contra la enfermedad.

¿Cómo puede su gato contagiarlo de toxoplasmosis?

Es común escuchar de manera errónea que los gatos, por causa de este parásito, son una amenaza para los seres humanos y en especial para las mujeres embarazadas; sin embargo, si se toman las precauciones necesarias, se evitará el contagio entre gatos y humanos.

Hay que recalcar que solo gatos infectados pueden transmitir el parásito, es decir, no todos son portadores. Teniendo claro lo anterior, los seres humanos lo pueden adquirir:

–Al consumir alimentos contaminados como vegetales o carne de cerdo, que no han sido adecuadamente lavados y cocinados.

–Al hacer un manejo inadecuado y poco higiénico de la arena sanitaria y de los residuos de nuestros mininos.

–Al manipular tierra o arena contaminada y llevarnos las manos a la boca, sin hacer un correcto lavado y desinfección de las mismas.

¿Cómo prevenirlo?

Lo más importante es entender que la culpa no es ni será nunca de su gato, ya que el parásito se encuentra en el medio ambiente como cualquier bacteria o virus circulante. Para evitar el contagio, las principales recomendaciones son:

–Limpiar la arena sanitaria de nuestro gato a diario con la ayuda de pala, guantes y desinfectantes. Los residuos deben depositarse en bolsas rojas (de riesgo biológico) para evitar el contagio de otras personas u animales.

–Preferir arenas sanitarias que sean biodegradables.

–Realizar un correcto y exhaustivo lavado de manos luego de limpiar la arena sanitaria o luego de tener contacto con arena o tierra de los jardines.

–Evitar que salga al exterior para que pueda cazar roedores o aves contaminadas.
–Nunca alimentar a nuestro gato con carne cruda.

–Realizar chequeos periódicos de nuestro amigo felino que incluyan exámenes de sangre y desparasitaciones.

– Limpiar el pelo de su gato después de que haga uso del arenero.

GABRIEL GARCíA- @NoSoyEseGabo
*Médico veterinario

Para EL TIEMPO 

Previous ¿Qué tipo de liderazgo requieren el arte y la cultura hoy en día?
Next Secretaría de Salud de México y Facebook lanzan herramienta para aumentar donaciones de sangre