Prohibición de bolsas, pitillos y copitos en Colombia – Medio Ambiente – Vida




El Plan Nacional para la Gestión sostenible de los plásticos de un solo uso fue presentado hoy por el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano en el foro organizado por la Universidad de Los Andes ‘Oportunidades derivadas de la sustentabilidad de los plásticos en Colombia’.

Este plan, que se construyó durante este año de manera concertada entre varios ministerios, universidades, recicladores, ONGs, industria, las CAR, entre otros, contempla la sustitución gradual de productos del plástico y el uso de productos reutilizables como alternativa.

El Plan tiene medidas concretas para grupos de productos sensibles, así como instrumentos transversales para aumentar muy rápidamente las tasas de reciclaje de los plásticos en el país.

En cuanto a medidas concretas para productos, se prohibirá a 2021 el uso y comercialización de mezcladores, soportes plásticos para las bombas de inflar, pitillos para bebidas y copitos de algodón.

“Para estos productos ya existen sustitutos económicamente viables. Se van a empezar a generar unos análisis de ciclo de vida de estos materiales en el primer semestre de 2020. En 2021, se expedirá la normatividad y a finales de 2021 debe entrar en vigencia”, explicó Alex Saer, director de asuntos ambientales y sectoriales del Ministerio de Ambiente.

Dado el éxito que ha tenido el impuesto a las bolsas se va a ampliar el espectro de su prohibición. De ahí que toda bolsa plástica usada para embalar periódico y empacar ropa de lavandería serán sustituidas. También los rollos de bolsas de alimentos a granel que no tienen impuesto y que se usan indiscriminadamente se prohibirá en las mismas fechas de los mezcladores.

También se contemplarán productos de envases y empaques usados en ventas a domicilio como platos, bandejas, cucharas, cuchillos, tenedores y vasos. Aunque estos productos están regulados en la Resolución 1407 de 2018 del Ministerio de Ambiente, se usarán metas de reciclaje más altas: 25% a 2025 y 50% a 2030, y no se podrán entregar gratis en domicilios.

El plan incluye, además, otras medidas más transversales relacionadas con etiquetado, pilotos de reciclaje en restaurantes, regulación de oxodegradables, ecodiseño, estudios sobre microplásticos, fomento a la investigación, y responsabilidad y articulación con municipios para recolección y aprovechamiento.

“Tenemos que evitar que el plástico termine en los ecosistemas y ojalá tampoco en los rellenos sanitarios, sino que más bien, a través del reciclaje, se aprovechen plenamente todas sus bondades, de manera sostenible. Para esto, se requiere de la voluntad y el compromiso de todos; industria, gobierno, Congreso, ciudadanía, academia, ONGs, entre otros. El Plan significa, sin duda, un avance importante en este sentido”, sostuvo Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos.

Previous La razón por la que los aeropuertos tienen alfombras y otros datos cocteleros
Next ¿Cuál es el error en WhatsApp que está consumiendo más batería y a qué celulares afecta?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *