Todo sobre NeoWise, el cometa que adorna los cielos por estos días – Ciencia – Vida




Durante estas semanas, las noches de varios lugares del mundo están siendo adornadas por un espectáculo único. Se Trata del cometa NeWise, que, con su larga y brillante cola, iluminará los cielos del planeta hasta mediados de agosto.

(Le puede interesar: Hallan evidencia de antiguos contactos entre polinesios y americanos)

Pero, ¿de qué esta hecho este cometa?, ¿cuándo y cómo fue descubierto?, ¿de dónde proviene?, ¿volverá a ser visible desde la Tierra?

El cometa NeoWise es un visitante que proviene de las partes más distantes de nuestro sistema solar. Denominado también como C / 2020 F3 NEOWISE, el cometa hizo su primer acercamiento al Sol el 3 de julio de 2020, y cruzará fuera de la órbita de la Tierra en su camino de regreso a las partes externas del sistema solar a mediados de agosto.

“El cometa cruzó justo dentro de la órbita de Mercurio el 3 de julio y pasó muy cerca del Sol, que calentó las capas más externas del cometa, causando que el gas y el polvo broten de la superficie helada y generen una larga y brillante cola de escombros”, asegura, en un comunicado, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa.

(Lea también: Así encontraron el primer pterosaurio en Colombia)

Este espectáculo de fuegos artificiales cósmicos ha permitido que aficionados a la astronomía y personas del común se asomen a sus ventanas antes de que el cometa se aleje a las profundidades del espacio.

Incluso, los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional han tenido la oportunidad de observar a NeoWise.

Durante los próximos días, NeoWise será visible aproximadamente una hora antes del amanecer, cerca del horizonte en el cielo del noreste de los Estados Unidos. Los observadores podrían ver el núcleo central del cometa a simple vista en cielos oscuros.

“El uso de binoculares les dará a los espectadores una buena visión del cometa y su larga cola. A medida que se aleja del Sol, NeoWise comenzará a aparecer en el cielo nocturno poco después del atardecer del 11 de julio”, señala la Nasa.

El cometa fue descubierto por la misión Explorador de Infrarrojos Amplio de Objetos Cercanos a la Tierra (NeoWise, en inglés) de la Nasa, el 27 de marzo de este año. La misión utilizó sus dos canales infrarrojos, que son sensibles a las firmas de calor emitidas por el objeto es calentado por el Sol.

(Lea también: Marte, el planeta de los robots)

Esta nave espacial fue lanzada en diciembre de 2009 y, originalmente, se denominó Wide-Field Infrared Survey Explorer (Wise) y estaba diseñada para durar siete meses. Dentro de sus objetivos tenía escudriñar el espacio en búsqueda de planetas y objetos menores, no así los asteroides y cometas.

Posterior a este lapso, en 2013, la Nasa decidió reprogramar la nave para encontrar estos objetos y, desde entonces, su vigilancia está bajo el mando de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la Nasa.

“El cometa NeoWise apareció como un punto brillante y difuso que se movía por el cielo, incluso cuando todavía estaba bastante lejos”, dijo Amy Mainzer, investigadora principal de esta misión en la Universidad de Arizona.

“Tan pronto como vimos lo cerca que estaría del Sol, tuvimos la esperanza de que sería un buen espectáculo”.

El cometa NeoWise pasará por la Tierra a una distancia inofensiva de 103 millones de kilómetros, mientras brinda a los astrónomos la oportunidad de aprender más sobre su composición y estructura. 

“Gracias su análisis, podemos decir que tiene unos 5 kilómetros de ancho y que el núcleo del cometa está cubierto de partículas oscuras de hollín, que quedan de su formación cerca del nacimiento de nuestro sistema solar, hace 4.600 millones de años”, dijo Joseph Masiero, investigador principal adjunto de NeoWise en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa, en el sur de California.

Cuando la misión termine su trabajo, volverá a entrar en la atmósfera terrestre sin causar daño en la Tierra. Mientras eso ocurre, la Universidad de Arizona y el JPL están trabajando en el desarrollo de un telescopio superior, la Misión de Vigilancia de Objetos Cercanos a la Tierra (Neosm).

Neosm aumentará la capacidad de la Nasa para identificar, rastrear y caracterizar asteroides y cometas que podrían impactar la Tierra. 

Redacción Ciencia



Previous Bancamía bancarizó a más de 135.000 personas para el pago del Ingreso Solidario
Next Funcionarios de Risaralda y Huila, los que más han avanzado declarando bienes