Es falsa la cadena que dice que un colombiano puede vivir mejor que un alemán



Circula una cadena que afirma que un colombiano es capaz de pagar más por tiquetes de avión, educación o seguridad privada

Noelia Cigüenza Riaño – nciguenza@larepublica.com.co

Una cadena que volvió a circular por WhatsApp argumenta que la vida para un colombiano es mucho mejor que la de un alemán. LR confirmó algunos de los argumentos y encontró que, efectivamente, el mensaje no es tan cierto como dice ser.

Mientras que un colombiano que gana un salario mínimo recibe al mes $828.116, es decir, unos US$237, otro radicado en Alemania se embolsa cada 30 días unos US$1.699. Sin embargo, ¿cuál de los dos podríamos decir que es más ‘rico’? Ello se debería determinar por la capacidad de compra que tienen esas dos personas puesto que si bien el costo de vivir en Alemania es más alto, a un alemán le rinde más el salario mínimo que a un colombiano.

Sin embargo, como es común que los colombianos que se lo pueden permitir opten por tener seguridad, pagar educación privada o asuman comisiones bancarias más altas que las existentes en el Viejo Continente, la cadena que circula en redes proclama la idea de que los colombianos pueden ser más ‘ricos’.

Pero ¿qué tan cierta es esta premisa si se estima que más de nueve millones de personas de los 22 millones de trabajadores subsisten con un mínimo? El escrito se basa en argumentos como el de que Colombia es capaz de mantenerse, pese a que un gran porcentaje de su población recibe subsidios, que las arcas nacionales deben convivir con la corrupción o que solo tributan una pequeña cantidad de contribuyentes. De hecho, el sistema se mantiene con la presentación de renta de apenas unas tres millones de personas, mientras que en Alemania deben presentarla todos aquellos que ganan unos US$10.000 al año, es decir, unos US$833 al mes y el mínimo es de US$1.699.

No obstante, según Alejandro Useche, profesor de Economía de la Universidad del Rosario, “las afirmaciones son erradas. El hecho de que determinadas cosas sean más costosas no significa que todos las pueden pagar ya que solo una minoría tiene acceso. Los colombianos no tienen capacidad para comprar tiquetes aéreos o carros, tampoco de acceder a educación. Al revés, eso representa que hay un sistema excluyente. Además, no es que nos demos el lujo de tener tasas de interés más altas, ello implica que hay menor acceso a recursos de endeudamiento baratos”.

Respecto a los impuestos, la cadena afirma que los colombianos y, sobre todo, los más acaudalados tienen que asumir generalmente más. En ese sentido, es cierto que la Ley de Financiamiento incluyó un impuesto de 1% a los patrimonios de más de $5.000 millones, mientras que los alemanes apenas están debatiendo la idea de tener un impuesto para los más ‘ricos’.

No obstante, en ambos países se paga, por ejemplo, una tarifa general de IVA de 19%. De manera adicional, mientras que en Alemania hay una tasa diferencial de 7%, en Colombia hay una de 5% para productos como el café o las harinas; otros bienes están excluidos como el arroz o las frutas ; y exentos como el huevo, la leche, la carne o el pescado. “Medir el bienestar con la riqueza material es inconveniente. Este depende de muchas dimensiones, tal vez la más importante es la capacidad de consumo que debe compararse con la capacidad de compra”, opinó Jorge Restrepo, profesor de Economía de la Universidad Javeriana.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Se proyecta que El Edén tendrá 1,3 millones de visitantes cada mes en primer año
Next “Contrato con Avantel no nos da garantías, tenemos que ver cómo nos pagan”, Tigo

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *