Investigan corrupción y atrasos en obras de acueducto en Bolívar – Investigación – Justicia




Tras visitar el acueducto del Carmen de Bolívar, la Contraloría General determinó que sobre esta obras no sólo hay denuncias por supuestos hechos de corrupción, sino que también se evidenciaron preocupantes retrasos que indican que no será terminado en la fecha prevista. 

El vicecontralor Ricardo Rodríguez Yee, quien fue designado como contralor encargado en esta investigación (luego de que el Contralor General Carlos Felipe Córdoba se declaró impedido) se encuentra en Cartagena haciendo inspecciones físicas sobre las líneas de instalación de la tubería del acueducto, la planta de tratamiento y otras obras del proyecto. 

“El proyecto tiene un rezago cercano al 10 por ciento, no se va a entregar en la fecha prevista y no tiene quien lo opere”, señaló Rodríguez. 

La Contraloría se encuentra en la región evaluando las denuncias por supuestas irregularidades en la adjudicación de esta obra, contrato celebrado entre la empresa Aguas de Bolívar y el Consorcio Virgen del Carmen, negocio que, según denuncias de la W, se habría dado a cambio de un soborno. 

Rodríguez señaló que para investigar este contrato están revisando las ocho ofertas económicas que recibió Aguas de Bolívar para adelantar la contratación, y por qué se le terminó entregando la obra del acueducto al Consorcio. El contrato de alcantarillado se firmó por 56.000 millones de pesos y recientemente le hicieron una adición de 19.000 millones de pesos. A pesar de esos recursos, Rodríguez señaló que muy probablemente no alcance a estar listo en diciembre. 

“Vamos a verificar todas las condiciones de los pagos que se hayan efectuado, viendo si están reflejados en la obra”, dijo Rodríguez. 

Uno de los aspectos que más preocupa al vicentralor es que el proyecto no tiene un operador. Así, cuando el acueducto sea terminado, no está claro quién lo va a administrar, mantener, lo que significa que permanece la incertidumbre sobre su futuro y cómo va a servir a la población de Bolívar. También preocupa que tampoco están establecidas las condiciones tarifarias, ni dónde se depositarán las aguas lluvias, porque no se encontraron condiciones para su manejo. 

JUSTICIA

Previous “El problema de la justicia es de recursos y capacitación”, Pamela Alarcón Arias, socia de PPU
Next Amazon recurre a voces de celebridades para impulsar el uso del asistente virtual Alexa