Informe revela fraude en comercio internacional de madera colombiana – Medio Ambiente – Vida




El más reciente informe realizado por Global Financial Integrity (GFI), reveló importantes evidencias de facturación fraudulenta a gran escala en el comercio internacional de madera colombiana.  

De acuerdo con el análisis se encontró que del 2008 al 2019 más del 40% de las exportaciones de madera tropical del país son fraudulentas.

(Le puede interesar: Atacan a guardabosque de ProAves en la Sierra Nevada).

El análisis ‘Una mirada a la facturación fraudulenta y el comercio internacional de madera en Colombia’ compara las exportaciones reportadas por Colombia frente a las importaciones recibidas por los socios comerciales del país, muchas de las cuales no coinciden y evidencian irregularidades comerciales por parte de quienes las comercian.

Entre mayor es la brecha entre el valor, volumen o frecuencia reportadas por el exportador, frente a lo recibido por el importador, mayor es la sospecha de una facturación indebida o fraudulenta.

(Vea también: Asesinado defensor ambiental y guardián del loro Orejiamarillo)

¿Cómo se entiende esta facturación fraudulenta? Según, los investigadores, la facturación fraudulenta es entendida como la manipulación intencional del valor de una transacción comercial internacional por medio de la falsificación o alteración, entre
otros elementos, del precio, la cantidad, la calidad o el país de origen de un bien o servicio. “Cuando los comerciantes de madera facturan indebidamente sus exportaciones, esto les permite evadir impuestos sobre la renta e incentivar la fuga de
capitales a otros países”, explicaron en la presentación del informe hoy.

Encuentre el informe completo aquí

Las zonas en las que las Farc hizo presencia ahora son de otros grupos que están en el negocio ilícito de la madera.

Adicionalmente, el informe analiza variables como el destino de las exportaciones, el carácter de las compañías exportadoras e importadoras para identificar lugares y tendencias de movimiento de flujos financieros ilícitos.

(Vea: Capturan a siete personas que estaban talando la Amazonia).

“La tala ilegal de madera es una amenaza latente para el ambiente, las comunidades indígenas, la economía y para combatir el cambio climático. Y aunque no es el principal factor que motiva la deforestación en el país, si es una actividad que, de no parar, continuará minando los esfuerzos gubernamentales para proteger los bosques y las selvas”, se lee en el informe.

Para Channing Mavrellis, directora de comercio ilícito de GFI y autora del informe, el gobierno colombiano necesita mejorar la estrategia para combatir la facturación fraudulenta en el comercio internacional de madera y derivados. “Esto será un paso crítico y fundamental para salvaguardar las selvas colombianas y la biodiversidad de los ecosistemas” aseguró.

Cuando los comerciantes de madera facturan indebidamente sus exportaciones, esto les permite evadir impuestos sobre la renta e incentivar la fuga de
capitales a otros países.

Principales hallazgos:

1. Entre 2008 y 2019 más de 40% de la madera tropical exportada por Colombia fue comercializada bajo facturación indebida o fraudulenta.

2. En el mismo periodo, se encontró que el país tuvo una brecha de valor total de US$168,9 millones por concepto de exportaciones de madera y derivados (Esta cifra refiere a la diferencia entre lo que se reportó como exportado en Colombia y lo que se recibió en todos los países importadores de la madera).

3. Si se analiza por destino de las exportaciones, los países con los que Colombia refleja mayor facturación indebida o fraudulenta son China e India.
(Le puede interesar: Hallan nueva especie de rana arlequín en selva entre Panamá y Colombia)

Recomendaciones

De acuerdo con la ley colombiana no es posible exportar madera en bruto o en fase primaria de producción, a menos que venga de una plantación comercial. Sin embargo, un alto porcentaje de las exportaciones no provienen de este segmento.

(No se pierda: Amazonia, una selva que arde)

De ahí que los responsables del informe recomendaron al Gobierno Nacional que, a través de sus entes de control, “deben velar por el cumplimiento de la normativa vigente solicitando la documentación requerida para acreditar el origen de la madera y bloqueando la salida de madera primaria que venga de bosques naturales”, señalaron en la presentación del informe. 

Además, aseguran que “la DIAN debe aplicar controles más rigurosos para las exportaciones que presentan un alto riesgo de facturación comercial fraudulenta, sobre todo en aquellas transacciones cuyo precio se encuentre muy por debajo o muy por encima del promedio (un 30% por ejemplo). Herramientas tecnológicas como GFTrade pueden ayudar en este sentido”.

Previous Scott Rudin, productor de 'The Social Network' acusado de abuso laboral - Cine y Tv - Cultura
Next Modelo para elaborar Contrato de prestación de servicios - Servicios - Justicia