Mujeres indígenas preservan el conocimiento de sus ancestros pese al machismo – Mujeres – Vida




En las laderas del río Bajo San Juan en el Valle del Cauca, a más de cinco horas en lancha desde Buenaventura, se ubica el resguardo indígena de Puerto Pizario, una comunidad Woungan Noman.

En ese territorio Khapan, una organización de cerca de 125 mujeres artesanas busca, a través de piezas únicas, transmitir y preservar el conocimiento de sus ancestros de generación en generación y contribuir a la salvaguardia de la identidad indígena y al desarrollo de la comunidad.(Vea también: Google abre cursos gratis y en línea para mujeres emprendedoras)

En Puerto Pizario no hay acueducto, ni energía eléctrica. Este resguardo indígena de 744 personas obtenía sus recursos de sus sembrados y de la pesca. Pero a causa de la violencia y de las inclemencias del clima estos recursos se fueron acabando.

Fue así como sus mujeres, a pesar del machismo que imperaba, decidieron organizarse y comenzar a elaborar artesanías a mano las cuales hoy se han convertido en la principal fuente de ingresos de la comunidad.(Le puede interesar: Rol protector de las mujeres se ha intensificado con la pandemia) 

Mujeres indígenas artesanas de la comunidad de Woungan Noman

Mujer indígena artesana de la comunidad de Woungan Noman

Mujeres indígenas artesanas de la comunidad de Woungan Noman

Mujeres indígenas artesanas de la comunidad de Woungan Noman

La madre o abuela se sienta en su tambo alrededor de sus hijas y nietas para enseñar el proceso

Hablamos con Nubia Moya Chocho, mujer indígena de Puerto Pizario quien coordina a las mujeres que hacen parte de Khapan

¿Cuál es la principal característica de sus artesanías?

Todas las piezas que producimos son únicas. Tejidas totalmente a mano con fibras y tintes naturales. Elaboramos bolsos, jarrones, bandejas y recipientes inspirados en elementos y formas de la naturaleza como un avispero, el nido de un sapo o las hojas de un árbol. Buscamos con nuestras artesanías reflejar nuestra identidad indígena.

¿Cuál es el proceso de elaboración de cada pieza y cuánto tiempo se toma?

Las piezas son elaboradas con fibras de la palma de werregue y chocolatillo. El proceso comienza con la recolección de las fibras, su lavado y secado. Luego se pelan, se tiñen y comienza el tejido. Dependiendo del diseño, una pieza puede terminar de elaborarse en dos semanas o en un mes.

¿Quiénes participan en el proceso?

Las mujeres de la comunidad. Hoy somos alrededor de 125. Es una actividad familiar que se transmite de generación en generación. La madre o abuela se sienta en su tambo alrededor de sus hijas y nietas para enseñar el proceso, su simbología y la magia que hay alrededor de cada una de estas piezas. Hace 15 días falleció Justina Chamarra a sus 88 años. Ella fue una de las fundadoras de Khapan. Hoy sus hijas y sus cerca de 50 nietas continúan con su legado elaborando estas artesanías.

¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se han enfrentado?

Primero el machismo. En nuestra cultura las mujeres no eran vistas como personas capaces de producir y velar por los suyos. Hoy, Khapan se ha convertido en la principal fuente de ingresos de nuestra comunidad y ya podemos participar en muchas actividades que antes nos eran vedadas, como por ejemplo, ser parte del cabildo. El segundo, que no sabíamos cómo vender nuestras artesanías. Desde 2017, gracias a la Corporación Mundial de la Mujer Colombia, tuvimos capacitación y apoyo para vender y dar a conocer nuestros productos que hoy se venden por Instagram. Hasta de redes sociales hemos aprendido.

¿Qué significa para usted ser una mujer indígena?

Es el mayor de mis orgullos. Somos mujeres fuertes, luchadoras, inteligentes y creativas.

¿Qué buscan con Khapan?

Ser reconocidas en Colombia y en el mundo por nuestras artesanías y seguir siendo el apoyo para nuestra comunidad. Queremos que la gente, el gobierno y las instituciones nos den una mano, decirles que queremos seguir aprendiendo y que a través de nuestras artesanías conozcan nuestra cultura y así poder cuidar lo que nos enseñaron nuestros ancestros.

(Tema relacionado: Premio Cafam a la Mujer hará el foro Mujeres más fuertes por Colombia)

Ellas saben que no pueden quedarse quietas y por eso trabajan y aprenden para ser cada día mejores y más competitivas en el mercado. Khapan, apoyadas por la Corporación Mundial de la Mujer Colombia, han sacado adelante su emprendimiento logrando cosas que jamás pensaron posibles: innovar, ser autosostenibles y traspasar sus fronteras.

Estuvieron en Expoartesanías donde la gran acogida de los visitantes agotaron sus carteras.Cada día es un logro nuevo y estar vigentes en el mercado es su mayor reto en un país con tanto talento por descubrir y reconocer.

Conoce sus productos a través de:
Instagram: @artesanias_khapan y su página web  www.artesaniaskhapan.com

MÁS NOTICIAS DE MUJERES

-(Rol protector de las mujeres se ha intensificado con la pandemia)

-(El ‘efecto Matilda’: el prejuicio contras las mujeres en la ciencia)

-(Día de la mujer en Colombia: por qué se conmemora y no se celebra)

Previous Bogotá avenida Suba: polémica por tala de árboles | Medio ambiente - Bogotá
Next Principales propuestas de los aspirantes a rector de la Universidad Nacional - Educación - Vida