‘Pa’ quererte’, la telenovela que sedujo a los hombres – Cine y Tv – Cultura




Juan Andrés Granados, cabeza del equipo de libretistas de Pa’ quererte, de RCN, se sienta todas la noches, de lunes a viernes, de 8 a 9, a ver la novela y a analizar lo que pasa en Twitter en esa hora. Se le convirtió en una rutina desde el inicio de la serie, antes de la suspensión temporal del programa, el año pasado, por la emergencia del covid-19. Y ahora sigue pegado de la pantalla.

Le gusta la conversación que genera: estar a favor y en contra de una historia, amar a un personaje y luego dejarlo de querer, cuestionar lo que pasa.

Ha leído comentarios como: “No, pues, como Game of Thrones, sin compasión han matado a dos de los personajes más queridos”. Y hablan de doña Consuelo (representada por Luces Velásquez), la mamá de Dany, la protagonista (Juliette Pardau) y quien se convirtió en el refugio de la pequeña Isa (Hanny Vizcaíno), y Verónica (Chichila Navia), el personaje más centrado de la producción.

Granados (La Ronca de Oro, El Comandante, Anónima) se divierte con los comentarios: “Dicen que Pa’ quererte es el mejor anticonceptivo, porque de ver lo que sufren los protagonistas con los hijos, no quieren tener familia”.

Sin embargo, lo que más le gusta es ver que hay muchos tuits de hombres. “Están los que cuentan cómo les va con sus hijos, los que hablan de lo duro que es ser padres, los que afirman que si una hija les contesta de cual o tal manera, la castigan duro…”.

También “se ha convertido en un espacio para ver cómo la gente se relaciona, porque a muchos papás les pasa lo mismo con los hijos: que les contestan, que no se dejan… Eso, además, ha llevado a reivindicar muchos sentimientos que se comparten en las redes”.

En ese ir y venir de tuits se habla más de los hombres como papás, y ese es el objetivo de Pa’ quererte: reivindicar esa labor, que muchos cumplen bien, en la que, en medio del oficio amoroso de criar un hijo, se aprende y los lleva a ser mejores personas.

“Además, hay muchos papás que crían solos a sus hijos. Vivimos en un mundo en el que las mamás también se van del hogar y otras se mueren, y los papás deben asumir el reto de seguir con la familia, y la gran mayoría lo hace muy bien”.

Pa’ quererte tiene su origen en Papá a toda marcha, una serie mexicana. En el ir y venir del proceso de producción, se decidió empezar de cero, “contando nuestra vida real y con nuestro sello. No es masculina, habla de la paternidad”, agrega.

En este trabajo lo acompañan Paola Arias, Ana Fernanda Martínez, Liliana Guzmán, Fernán Rivera, Juan Carlos Troncoso y Elkim Ospina.

La historia muestra a Mauricio Reina (Sebastián Martínez), un exitoso empresario al que un día le llega una hija. Su mamá se la deja porque tiene una oportunidad de trabajo en Australia. Él ha sido buen jefe, buen amigo, gran profesional, “pero le falta madurez, y aprender a amar de verdad”.

La vida lo deja en la ruina y con una niña para criar, de cuya existencia no tenía ni idea. Aprende a peinarla, a responder por su vida, a esforzarse para darle comida y techo y hasta a mercar barato. Y a saber qué es ser un papá.

También está Toño (Pity Camacho), que responde al ego resentido cuando su esposa triunfa más que él y siente el derrumbe equivocado de su imagen. La agresividad marca su ruta, y tiene que morirse su esposa (Verónica) para que cambie.

“Toño ha sido uno de los personajes más odiados, pero cuando tuvo que hacerse totalmente a cargo de su familia empezó el camino para ser diferente, y hoy en redes la gente lo apoya mucho”, cuenta Granados.

Jorge (Manuel Sarmiento) es la más buena persona de la serie, el exceso de bondad: buen esposo, y su esposa le pone los cachos; buen papá, y la hija lo reta a cada momento. Le salen mal las cosas, pero él no duda.

“La gente en los tuits dice que a su hija, Juliana, le hace falta chancleta. Pero en el momento actual de la serie, cuando ella tiene su hija y ya no quiere ser mamá, porque padece depresión posparto, hay que analizar qué pasa con estas mamás adolescentes”.

Y está Octavio (Luis Eduardo Arango), que se enamoró de una mujer mucho más joven que lo adora. “Este personaje –cuenta Granados– fue cómodo de alguna manera. Pese a que se separó de su esposa, Elvira, no dejó de ir a comer a la casa de ella, donde hasta le lavaban la ropa. Ahora, con sus dos hijas con Azucena, sufre porque está muy mayor y no va a poder disfrutarlas”.

En un universo televisivo como el colombiano, que empoderó a la protagonista femenina, la volvió heroína y la llevó a volverse ídolo mayor con personajes como Beatriz Pinzón Solano, de Yo soy Betty, la fea, que se haga una producción que ponga a los hombres en el primer nivel es un giro importante en la dramaturgia.

“A estos hombres todo les sale mal. Y se preguntan por qué. Ese por qué es lo que tienen que aprender”, agrega Granados.

Ana María Londoño, gerente de Ficción del canal RCN, dice que nunca dudó en apoyar Pa’ quererte. “En Colombia y Latinoamérica hay muchos padres que se desentienden de su paternidad, la ven desde la barrera. Nuestro mensaje es que sí se puede”.

Y apela a la historia de amor filial entre el personaje de Mauricio y su hija Isa, quien a sus 9 años debe asumir la vida con una persona que no conoce, con la que su mamá tuvo una aventura en las ferias del pueblo del que vienen.

“Ellos son capaces de construir esa historia, con la que les rendimos homenajes a esos hombres maravillosos que han estado en nuestras vidas, los que han hecho bien su trabajo. Yo puedo hablar de mi papá, mi esposo, mis hermanos, mis abuelos. He estado rodeada de buenos hombres”, concluye Londoño.

Previous Capturan a profesor señalado de delitos sexuales contra niña indígena - Delitos - Justicia
Next Dago García no se pierde un reinado - Cine y Tv - Cultura