General Mario Montoya es uno de los estafados en Quarzo Bal Harbour – Investigación – Justicia




La captura con fines de extradición a EE. UU. del médico y empresario Carlos Mahecha Díaz dio nuevos aires a un caso que viene desde hace más de 10 años por la estafa, con un proyecto inmobiliario en Miami, de más de 100 personas, su mayoría de la élite bogotana.

Mahecha, quien está a la espera de su extradición, es señalado de haber timado en cerca de 50 millones de dólares a las personas en el proyecto Quarzo Bal Harbour, entre las víctimas hay excongresistas, exmagistrados, empresarios, entre otros.

Y entre varios, uno de los nombres que llama la atención es el del general (r) Mario Montoya Uribe, excomandante del Ejército Nacional.

(Lea en contexto: La historia detrás de la estafa al Jet Set bogotano en Miami)

El oficial en retiro es uno de los generales investigado por ‘falsos positivos’ y aunque en su momento la Fiscalía anunció que le imputaría cargos, el caso finalmente pasó a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP)

El nombre de Montoya aparece en varios documentos de Synergy Capital Group, la empresa en Estados Unidos que tenían Mahecha y su socio, Juan Guillermo Arcila, a través de la cual canalizaban inversiones.

Ellos les vendían a sus inversionistas un paraíso: rentabilidades de entre el 7 y el 18 por ciento anuales por invertir en comprar propiedades viejas, que se renovaban y luego se alquilaban o vendían. 

Estos documentos, que están en poder de las autoridades estadounidenses que investigan a Mahecha relacionan que, entre el 15 de septiembre de 2010 y el 9 de julio del 2012 el general Montoya habría invertido 989.441 dólares en Quarzo Bal Harbour.

Estas inversiones que están detalladas en recibos y documentos financieros de Synergy, sin embargo, no se registran a nombre personal de Montoya sino a nombre de la empresa Redstone Enterprises Corp., constituida en Panamá días antes del primer giro que registra Synergy.

De acuerdo con la base de datos Opencorporates.com, que registra información de distintas corporaciones a nivel mundial, Redstone fue creada el 6 de septiembre de 2010 como una sociedad anónima, la compañía estuvo vigente hasta el 24 de agosto de 2020 cuando se cambió su estatus a “suspendida”.  

Carlos Mahecha engañó a inversionistas con supuesto proyecto en Miami, Estados Unidos.

(Le recomendamos: Así fue el seguimiento para capturar al médico que estafó a la élite bogotana)

Precisamente, en varias autorizaciones de pago de Synergy a Redstone se lee que el cliente es “Mario Montoya” o se pone como cliente “Redstone (Mario Montoya)”. Esas autorizaciones de pago por intereses o rentabilidades de su inversión, suman más de 100.000 dólares, según se lee en los expedientes. Algunas de ellas tienen la firma y hasta número de cédula del general. 

También hay cosas particulares como el hecho de que, pese a que Synergy era un negocio inmobiliario, hay documentos en los que se hacen supuestas inversiones para exportar cárnicos desde Estados Unidos. 

Uno de esos documentos relaciona un cheque de Bancafé y el siguiente texto: “Recibo del Dr. Mario Montoya el cheque número (…) de Bancafé por valor de Doscientos Millones de peros correspondientes a inversión para exportación de carne desde USA, quedará pendiente el recibo de Synergy Capital Group Llc. quin es la operadora de dicha exportación”. Este documento aparece firmado por Carlos Mahecha el 23 de marzo de 2011.

Hay también varios intercambios de correo entre Mahecha, Arcila, otros empleados de Synergy y una dirección que se relaciona como de Mario Montoya.

Pero además, dentro del proceso civil por Quarzo ante la Corte de Quiebras del Distrito Sur de La Florida se radicó, el 14 de mayo de 2020, una ‘prueba de reclamo’ (proof of claim) en la que Redstone Enterprises Corp. se identifica como acreedor del proyecto y le dice a la Corte que su reclamo es de 1’221.785.45 dólares. En ese documento se pone como dirección de contacto una dirección en Bogotá, y como correo, la dirección montoyav10@gmail.com.

Así se ve hoy Quarzo Bal Harbour, convertido en un hotel boutique y que en 2017, sin consultar a los inversionistas, Mahecha y su socio vendieron a otra empresa

El general (r) Montoya responde

EL TIEMPO consultó al general Montoya por estos documentos e intercambios de correos que hablan de inversiones cercanas a un millón de dólares en el proyecto Quarzo Bal Harbour, que terminó siendo una estafa. 

Montoya, quien respondió a través de su abogado, Andrés Garzón, sostiene que la cifra de su inversión nunca fue tan alta y que no sabe de dónde vienen esos señalamientos. 

“No sabemos de dónde se saca esa cifra la cual no es cierta y por ello debemos  desmentir categóricamente que la inversión hubiese sido por ese valor o por un valor siquiera cercano”, dijo Garzón, quien expresó que la inversión fue de unos 390.000 dólares para el momento y que ese dinero provenía de la liquidación que le dio el Ejército a Montoya en 2009 por 40 años de servicio, más los ahorros que pudo capitalizar durante 3 años de comisiones. Añadió el abogado que la entrega del dinero se hizo a Mahecha  en distintos pagos durante 3 años.

Sobre cómo fue que el general decidió hacer esta inversión, Garzón manifestó que se interesó en Quarzo Bal Harbour porque “contaba con las mejores referencias y estaba precedido del hecho cierto de que miembros prestantes de la sociedad colombiana habían invertido su dinero allí, lo que generó confianza a mi cliente, no solo en la persona de Carlos Mahecha, sino en el negocio. Todo ello resultó un espejismo y hoy mi cliente es uno de los damnificados por esta estafa”.

No sabemos de dónde se saca esa cifra la cual no es cierta y por ello debemos desmentir categóricamente que la inversión hubiese sido por ese valor o por un valor siquiera cercano

Preguntado sobre por qué, para hacer su inversión, creó una empresa en Panamá, el general Montoya respondió a través de su abogado que Mahecha le dio directrices para que hiciera los pagos de ese modo porque de lo contrario las expectativas de retorno sería menores.

Por otro lado, frente a los más de 100.000 dólares que reporta la contabilidad de Synergy que se le pagaron a Montoya como rentabilidades, el defensor del oficial indicó que esto no corresponde en su totalidad a la realidad. “No conocemos de los recibos que se mencionan, pero sí puedo afirmarle que las supuestas rentabilidades que ofrecía Carlos Mahecha eran falacias (…) Prueba de ello, tal y como el mismo Mahecha registraba en documentos que él mismo hacía y que enviaba al general, es que supuestamente esas rentabilidades eran reinvertidas en el proyecto y consecuencialmente el monto de la inversión iba subiendo”.

Añadieron sobre el tema de la supuesta inversión para exportar carnes que Mahecha y su socio usaron “argucias para para justificar sus retiros de dinero en perjuicio de los inversores” y que utilizaron el nombre del general Montoya para sustentar esos registros y evitar ser descubiertos.

Sobre los documentos radicados ante la Corre de la Florida en los que Redstone se identifica como víctima y manifiesta al juez que su reclamación por el dinero invertido en Quarzo es de más de 1.000 millones de dólares, Garzón respondió “no conocemos la prueba de la reclamación, quien controló plenamente este vehículo financiero fue Carlos Mahecha”.

Por último, se preguntó si el correo montoyav10@gmail.com, que aparece relacionado en varios de los documentos de Snergy es del general Montoya, a lo que el abogado respondió: “Tajantemente no, no es ni fue creado por Mario Montoya Uribe. Esto comprueba lo dicho por el socio de Carlos Mahecha, Juan Arcila, respecto de la alteración y creación de toda clase de documentos para sacar dineros de los inversionistas”.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Previous Café: declaración gremial
Next Woody Allen asegura que el documental sobre Mia Farrow no "busca la verdad" - Cine y Tv - Cultura