Coronavirus: 88 % de los docentes cree que su carga laboral aumentó – Educación – Vida




Más cansados y con mayor carga laboral. Así se sienten los docentes universitarios, quienes también señalan que prefieren que el próximo semestre las clases se impartan de manera híbrida, haciendo sesiones presenciales solo en las asignaturas necesarias. 

Así lo reveló una reciente encuesta de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), en la que los profesores respondieron a varios aspectos relacionados con el ejercicio de su labor en medio de la pandemia, pasando por factores económicos, emocionales, de salud y profesionales.

(Lea también: Las mejores 23 universidades de Colombia, según Times Higher Education)

El estudio dio cuenta de las serias dificultades que este gremio ha atravesado en los últimos meses. y la capacidad de adaptarse en medio de una crisis sanitaria y económica que ha afectado de manera significativa a la educación superior del país.

Se trata de un gran estudio que, al igual que uno similar hecho hace unos meses con estudiantes, busca que sean los mismos maestros los que expresen en su propia voz sus posturas y percepciones.

(Lea también: Salud mental de los estudiantes, una víctima del aislamiento)

En la encuesta participaron en total 5.546 profesores de 67 instituciones asociadas a Ascún. De ellos, 1.963 dictan clase en universidades públicas, 3.480 en privadas y 103 en establecimientos educativos no pertenecientes a la organización.

Uno de los datos más llamativos tiene que ver con la manera en que los maestros han tenido que dar clase. Se evidencia un número muy importante de ellos que antes de la emergencia ejercían sus labores desde las aulas y que se vieron obligados a utilizar nuevas herramientas y estrategias para hacerlo exclusivamente desde casa.

Así las cosas, el porcentaje de profesores que antes de la pandemia solo daban clases de manera presencial pasó del 76 por ciento a apenas el 1 por ciento.

(Lea también: Abecé para acceder a los nuevos beneficios del sector educativo)

En contraste, quienes ejercen su profesión de solo de forma remota pasaron de ser el 4 por ciento antes de la llegada de la covid-19 al 94 por ciento.

También se evidencian algunas barreras en cuanto al manejo de las clases por medio de herramientas tecnológicas dependiendo la edad del profesor. El 71 por ciento de los menores de 30 años considera que tiene un buen desempeño tanto de manera presencial como remota, mientras que en los mayores de 60 años ese porcentaje desciende al 46 por ciento.

Por otro lado, los maestros también han tenido que echar mano de diferentes herramientas tecnológicas. El 85 por ciento manifestó que utiliza encuentros virtuales con sus estudiantes, el 74 por ciento refuerza sus clases con el envío de material académico en archivos de texto y presentaciones con diapositivas.

(Lea también: Alivios a Icetex: las inconformidades de los usuarios)

De igual manera, los grupos de WhatsApp son usados por casi la mitad de los docentes (49 por ciento). Otras estrategias son el envío de grabaciones de video (45 por ciento), tutorías (32 por ciento), y grabaciones de audio y mensajes de voz (26 por ciento).

A pocas semanas de que se dé inicio el segundo semestre de 2020, se les preguntó sobre un posible regreso a las aulas, ante lo cual el 51 por ciento manifestó que preferiría retornar a la presencialidad solo con pocas asignaturas y mantendría la mayoría remotas; el 19 por ciento optaría por continuar con todas las materias desde casa y apenas el 8 por ciento cree necesario regresar totalmente de manera física.

Referente al estado de salud de los profesores en medio de la pandemia, el 56 por ciento expresa que su actividad física ha sufrido una desmejora. Pese a esto, la inmensa mayoría (95 por ciento) sostiene que se encuentra en buenas condiciones.

(Lea también: ¿Cuánto costaría cubrir las matrículas de universidades públicas?)

Es en la salud mental donde se encuentran mayores cambios. Las nuevas exigencias de su trabajo en casa ha llevado a que el 47 por ciento manifieste una mayor sensación de cansancio.

Esto sería resultado de una mayor carga en horas de trabajo (reportado por el 88 por ciento de los consultados) y en labores domésticas (73 por ciento).

También se encontró que el 26 por ciento reporta aumento en la sensación de aislamiento o soledad y el 24 por ciento aumento de irritabilidad.

REDACCIÓN EDUCACIÓN – @EducacionET

Previous Caso Hyundai: Tribunal confirmó condena contra Dagoberto Rodríguez Niño - Delitos - Justicia
Next Reino Unido pone fin a la cuarentena por covid para los viajeros de diferentes países

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *