Colombia, el puesto 9 en América Latina con más niñas en unión marital – Vida




De 107 millones de niñas que hay en América Latina y el Caribe, 60 millones de ellas estarán casadas antes de cumplir los 18 años, reveló el informe del Estado de la Población Mundial 2020 –presentado hoy por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA)–, que se centra en las prácticas nocivas contras las mujeres y niñas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina (MGF).

(Le puede interesar: Ejército habla de violación de militares a niña indígena en Guaviare)

El informe dice que la prevalencia de matrimonio infantil en algunos países de la región es comparable a la de África subsahariana. Los países que presentan las tasas más altas son la República Dominicana (36% ), que ocupa el primer lugar; Nicaragua (35 %), el segundo; Honduras (34 %), el tercero, y Guatemala (30 %), el quinto. Colombia ocupa el noveno lugar con un 36 por ciento de mujeres que contrajeron matrimonio entre los 20 y los 24 años o empezaron a vivir en unión libre antes de cumplir 18 años.

En el caso de Colombia, aunque existe poca información disponible sobre estas prácticas nocivas, el informe muestra que del total de niñas de entre 10 y 14 años que viven bajo algún tipo de unión con un hombre y están ubicadas en zonas urbanas, el 14 por ciento son madres.

(También: Las horas claves del caso por violación de niña embera por soldados en Risaralda)

Mientras que de las adolescentes de entre 15 y 19 años que tienen algún tipo de unión también en zonas urbanas, el 72 por ciento son madres. En total, en Colombia hay 128.665 niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años que son madres.

Estimamos que otros 13 millones de niñas se casen por obligación y que 2 millones más de
niñas sean víctimas de una mutilación genital de aquí a 2030

En zonas rurales esta realidad es más alarmante: son madres el 55 por ciento de las niñas entre los 10 y los 14 años que están en unión matrimonial o unión informal, y el 75 por ciento de las adolescentes de entre 15 y 19 años son madres.

Además, para el caso de las niñas de entre 10 y 14 años en las zonas urbanas que son madres, el 39 por ciento de los padres de sus hijos son mayores de 20 años. Mientras que en las zonas rurales, el 52 por ciento de esos padres son mayores de 20 años.

A esto se suma, según el informe, que más del 60 por ciento de estas niñas pertenecen al grupo poblacional de menores recursos y, por lo tanto, están más expuestas a sufrir violencia basada en género, a tener menos ingresos y niveles de educación.

(Lea: Pandemia no ha frenado el reclutamiento forzado de menores de edad)

De ahí que corren con mayor riesgo de estar aisladas socialmente y tener hijos a una edad más temprana. Estos riesgos se dan entre los hogares más pobres, que viven en áreas rurales, y entre grupos indígenas y afrodescendientes.

En Colombia, de acuerdo con Verónica Simán, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas para Colombia, “se contempla una excepción que permite los matrimonios en personas menores de 18 años. Hace poco fracasó en el Congreso una iniciativa que pretendía eliminar esta excepción. Algunos argumentos a favor de la eliminación se orientaban a afirmar que se estaba restando a las y los niños y adolescentes decidir sobre este tema, cuando en verdad es que la mayoría de matrimonios se dan con hombres mucho mayores, en niñas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad”, dijo.

Mutilación genital

A nivel global, el informe calcula que este año 4,1 millones de niñas sufrirán una mutilación genital. Esta se concentra en el continente africano, pero también es frecuente en países como Irak y Yemen; y en algunos países asiáticos como Indonesia.

En América Latina se han dado algunos casos. En Colombia, están asociados a comunidades indígenas que heredaron esta práctica en tiempos de la Colonia y como parte de los múltiples intercambios culturales presentes en este país.

(Le podría interesar: Más de 4 millones de niñas pueden sufrir mutilación genital en 2020)

El caso que evidenció esta práctica en el país –no hay datos oficiales al respecto– ocurrió en 2007, cuando una niña de la comunidad embera chamí murió al ser víctima de esta costumbre. De acuerdo con Arelis Cortés, de la etnia embera chamí y líder de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, “esta práctica se continúa realizando en algunos pueblos indígenas del Valle del Cauca”.

Impactos de la covid-19

Si bien se han logrado avances encaminados a suprimir algunas prácticas nocivas en todo el planeta, la pandemia de la covid-19 amenaza con desbaratar estas conquistas.

(También: Colombia registra 117 nuevas muertes y 3.274 casos de covid-19)

De acuerdo con Neus Bernabeu, asesora regional de América Latina y el Caribe del UNFPA, un análisis reciente reveló que, si los servicios y programas que promueven la igualdad de género permanecen suspendidos seis meses, “puede que otros 13 millones de niñas se casen por obligación y que 2 millones más de niñas sean víctimas de una mutilación genital de aquí a 2030”.

El informe también hace algunas recomendaciones para evitar seguir retrocediendo en las políticas respecto a la igualdad de género. Por ejemplo, estima que a nivel global, 3.400 millones de dólares al año de aquí a 2030 servirían para acabar con el sufrimiento de unos 84 millones de niñas.

Finalmente, para Harold Robinson, director regional para América Latina y el Caribe del UNFPA, “también ayudaría que nosotros como hombres reconozcamos los privilegios de los que gozamos en esta sociedad y renunciemos a ellos”.

TATIANA ROJAS HERNÁNDEZ
Periodista de la sección Vida de hoy
leyroj@letiempo.com
En Twitter:  @fanzinerosa

Previous Plaga de langostas avanza por varios países de Sudamérica - Medio Ambiente - Vida
Next Las recomendaciones de los expertos para invertir en medio de la coyuntura del virus

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *