La confianza del consumidor registró un repunte en mayo pero siguió negativa



El índice fue de -34%, es decir, 7,3 puntos porcentuales por encima del resultado de abril. Hubo mejora en las ciudades excepto Barranquilla

Adriana Carolina Leal Acosta

En el quinto mes del año la confianza del consumidor continuó estando en terreno negativo y, de hecho, completó 14 meses de ese lado. Sin embargo, la caída histórica que se registró en abril cuando el resultado llegó a -41,3% perdió impulso tras la tenue reactivación, pues la cifra de mayo fue de -34%, lo que significó un aumento de 7,3 puntos porcentuales en comparación con el mes anterior.

“El incremento en la confianza de los consumidores frente a abril de 2020 obedeció principalmente a un alza de 9,6 puntos porcentuales en el Índice de Condiciones Económicas (-63,4%) y por un incremento de 5,7 puntos porcentuales en el Índice de Expectativas del Consumidor (-14,4%).”, señaló Fedesarrollo en su informe.

No obstante, la razón de fondo que habría influenciado esas variaciones es la reactivación económica, por lo que se prevé, incluso, que en los próximos meses la tendencia continúe siendo de mejora.

“Los resultados de la confianza del consumidor en mayo reflejan lo que habíamos anticipado hace unas semanas: que la economía probablemente tocó fondo en el mes de abril. Aunque las cifras siguen siendo muy negativas porque la economía siguió en terreno negativo, debería mejorar paulatinamente en los próximos meses.”, dijo Luis Fernando Mejía, director del centro de estudios.

Esta visión la comparte Carlos Felipe Prada, vicepresidente de Anif, quien señaló que “las personas empiezan a ver que se reactivan más sectores y esto impacta positivamente las expectativas. El resultado de mayo es una buena noticia y un reflejo de que el consumo de los hogares poco a poco se puede recuperar”.

El estudio de Fedesarrollo demostró una mejora en el indicador en cuatro de las cinco ciudades analizadas. La única en la que la cifra siguió cayendo fue en Barranquilla. Específicamente, la variación fue de 9,3 puntos porcentuales en Bogotá; 9,2 puntos porcentuales en Bucaramanga; 7,4 puntos porcentuales en Medellín y 3,4 puntos porcentuales en Cali. En contraste, volvió a disminuir en Barranquilla, en 2,9 puntos porcentuales (ver gráfico).

“Lo de Barranquilla podría deberse a que Atlántico ha tenido una de las cifras más altas de muertes por covid-19 por 100.000 habitantes, pero eso es solo especulativo”, aseveró Mejía.

Por nivel socioeconómico y frente al mes anterior, el índice aumentó 16,1 puntos porcentuales en el estrato alto, 7,5 puntos porcentuales en el estrato medio y 6,1 puntos porcentuales en el estrato bajo.

En cuanto a la disposición a comprar vivienda, la cifra pasó de -62,3% a -42,7%, lo que significó un incremento de 19,6 puntos porcentuales en comparación con abril. En este caso, las familias de nivel socioeconómico alto fueron las que se mostraron menos pesimistas, pues en abril el indicador había sido de -52,2% y en mayo subió hasta -6,7%. En este caso, Cali también fue la más optimista, con un reporte de -37,5%.

Un país sin confianza desde 2016

José Ignacio López, director de investigación de Corficolombiana, señaló que el choque económico de la pandemia ha sido muy adverso sobre la confianza y el bolsillo de los hogares. Sin embargo, las cifras negativas no son nuevas, pues según un informe publicado en diciembre de 2019, desde enero de 2016 (momento con la mayor caída mensual solo superado por abril de 2020), la confianza se había mantenido en negativo y solo había alcanzado balances positivos en 6 de 45 meses.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Numen Hunter apoya a los emprendedores para la creación de las empresas
Next Jacob Benzaquen Belilty nos habla de aprender tocar el piano