Problemas con el alcohol y alcoholismo: descubren variantes genéticas – Ciencia – Vida




Un estudio publicado el 25 de mayo en la revista científica ‘Nature Neuroscience’ analizó el genoma de más de 435.000 personas e identificó 29 variantes genéticas relacionadas con el consumo problemático de alcohol.

El trabajo, desarrollado por un grupo de investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en el estado de Connecticut (Estados Unidos), descubrió 19 nuevos factores de riesgo genético independientes y confirmó otros 10 previamente identificados.

“Los nuevos datos triplican el número de variantes de riesgo genético conocidas y vinculadas con el consumo problemático de alcohol”, mencionó Joel Gelernter, autor principal del artículo, en una nota publicada en la página web de la institución educativa.

De acuerdo con la agencia de noticia ‘EFE’, para realizar el proyecto, el equipo analizó los datos genéticos de un grupo de personas con ascendencia europea recolectados de cuatro bancos de material biológico.

El objetivo era encontrar las variables compartidas entre aquellos que tenían dificultades vinculadas con la ingesta de alcohol, incluyendo el consumo con consecuencias médicas y el trastorno por consumo, el cual, dependiendo del nivel de riesgo, se puede denominar en ocasiones como ‘alcoholismo’.

(Le puede interesar: Hallan una nueva forma de transportar eficazmente fármacos al cerebro).

Los investigadores advirtieron que estos trastornos contribuyen a una amplia variedad de problemas médicos en el mundo y constataron la importancia de la herencia genética de esas variantes en la función biológica.

El análisis del material también incorporó información sobre los factores de riesgo genético de varias afecciones psiquiátricas, lo que permitió a los científicos examinar las asociaciones genéticas compartidas entre el consumo problemático de bebidas alcohólicas y trastornos como la depresión y la ansiedad.

(Lea también: Rutinas físicas para bajar el nivel de ansiedad).

“Con estos resultados, estamos en una mejor posición para evaluar el riesgo a nivel individual del uso problemático de alcohol”, explicó Gelernter.

Según Hang Zhou, experto en psiquiatría y coautor del artículo, esta investigación también ofrece la posibilidad de entender las relaciones que existen entre la ingesta de alcohol y alteraciones en los estados psiquiátricos, la conducta y el rendimiento cognitivo.

Tendencias EL TIEMPO

Previous Tres generales piden la baja en la Policía Nacional - Servicios - Justicia
Next Amazon ahorraría US$20.000 millones con la compra de Zoox y aventajaría a Tesla