Netflix apuesta por comedia colombiana con Chichipatos – Cine y Tv – Cultura




En el 2007 el actor Antonio Sanint lanzó el libro Tome pa’ que lleve, en el que recogía una serie frases típicamente colombianas. Estaban casi todas, menos Chichipato, una ausencia que parecía estar conectada con la aventura que Sanint asumió en la nueva serie de comedia colombiana que se estrena en Netflix 

Se trata de Chichipatos, producción que cuenta las desventuras de un mago al que la vida no le ha revelado el truco del éxito y quien termina enredado en una peligrosa aventura cargada de humor, acción y, sobre todo, una fábula en torno a la familia.

“Chichipatos es una palabra muy bonita. Muy de nosotros y no está relacionada solamente en la idea de una persona avara, sino en alguien que se quedó cortico en lo que es (…) Que no se esforzó o no dio la talla”, explica Sanint en una charla con EL TIEMPO.

En la serie eso aplica a Juanquini, un mago que no ha podido escalar sus habilidades (de hecho muy pobres) más allá de las fiestas infantiles, con trucos que cada vez asombran a menos personas. Sin embargo, todo puede cambiar -para mal- al conseguir el éxito de su mayor truco.

“Eso es lo más bonito, pues se mete en un lío gigantesco, pero el personaje no tiene ni idea por qué. Yo tengo en cuenta una frase que conecta muy bien con Chichipatos y es: ‘Cuando uno no toma decisiones, la vida toma decisiones por uno’. El personaje está cómodo y no quiere mejorar y esto que le pasa lo lleva a tener que cambiar”, recalca el actor.

“Es un personaje amotriz, sin credibilidad, eso le cuesta que sea como un bicho raro, pero que siempre está luchando por los que quiere”, contrasta.

En ese ejercicio de desencuentros, de caricatura social y humor se reafirma la idea de poner a la familia como un elemento esencial para el cambio.

Pero no es una familia común, tiene unos rasgos que la hacen disfuncional. Un elemento que ya ha trabajado en el cine el productor Dago García (artífice de la saga de El paseo) que asume también en reto de llegar a una plataforma como Netflix con una historia típicamente colombiana y muy cercana al estilo visual y de comedia que tanto le ha funcionado en la taquilla de la pantalla grande, acompañado del director Juan Camilo Pinzón (Infraganti, Polvo carnavalero, entre otras producciones).

“Yo siento que es una serie alrededor de una familia que se ha hecho a través de los problemas y situaciones que viven, pero van experimentando una transformación. La fe se ha perdido un poco en los padres que son bien particulares y poco a poco todo parece irse articulando entre ellos”, agrega María Cecilia Sánchez, que hace papel de Margot, la esposa del mago y quien podría ser considerado como un polo a tierra en todo el caos.

“Cuando entré al proyecto el director Juan Camilo Pinzón me decía que Dago García había querido hacer una serie en las que las mujeres sean fuertes y determinantes como ejes de las familias y en el que otros personajes femeninos tienen una fuerza muy interesante. Margot es un personaje bastante imponente, divertido, pero a la vez representa mucho respeto”, explica la actriz.

Por su parte, a Antonio Sanint le encantó retomar ese elemento de vulnerabilidad que le ofrecía Juanquini . “Es alguien honesto que tiene una debilidad que va cambiando. Un esquema que a veces los colombianos en general no asumimos, pues creemos que somos los mejores y que le ganamos a todo por pura malicia indígena y no es así”, comenta.

El director Juan Camilo Pinzón me decía que Dago García había querido hacer una serie en las que las mujeres sean fuertes y determinantes como ejes de las familias

Esa fórmula que antes funcionó en el cine, ahora se trasnforma en otra cosa, eso sí, sin perder la esencia de un estilo ya conocido. El humor coloquial, las situaciones disparatadas se alimentan de un ritmo más preciso para no perder la gracia y crecer en las emociones de los personajes. La plataforma fue muy generosa al dejarnos hacer el producto como queríamos, pues creían en él totalmente”, reconoce, quien estudió un poco con el famoso Mago Lorgia, aunque la magia está en todo lo que sucede más allá de una fiesta infantil.

ANDRÉS HOYOS VARGAS@AndresHoy1

Previous Familias en Acción: ¿cuáles son los requisitos para acceder al subsidio? - Finanzas Personales - Economía
Next ‘No tenemos las condiciones para enfrentar el virus’: Indígenas - Medio Ambiente - Vida