Relato de preso en cárcel de Villavicencio, la que tiene más casos de coronavirus – Investigación – Justicia




Recluidos en celdas de tres por tres metros en donde viven hasta 10 personas, o celdas de seis por seis en las que conviven hasta 14, los internos de la cárcel de la cárcel de Villavicencio temen todos los días por su salud y su vida, en medio de la pandemia de coronavirus del país, y del caso puntual de la cárcel, en donde hasta el lunes se confirmaban 834 casos de coronavirus.

(En otras noticias: Los casos de financiadores de la guerra, en el radar de la CPI)

Fredy*, quien lleva 8 años en esta cárcel, habló desde allí sobre cómo están viviendo los presos esta situación. En el último mes ha sentido el miedo de que esta pandemia y la situación de la cárcel le arrebaten la posibilidad de volver a ver a su familia.

“A veces en las noches a uno se le derraman las lágrimas por pensar en la familia, le duele a uno llamar a la familia a decirle ‘yo tengo miedo, estoy temeroso de no volver a ver a mis padres, a mis hijos o a mi nieta””, contó desde la penitenciaría, en la que los presos tienen tapabocas y jabón gracias a donaciones externas.

“Acá la situación es lamentable, nos tomaron las muestras pero aún no sabemos los resultados, además después de eso todos volvemos al mismo patio, entonces el que no estaba contagiado le va a salir en la prueba que no tiene nada, pero con el transcurrir de los días, por estar en el patio, se va a contagiar tarde o temprano. Y también, el que sí estaba contagiado no tiene forma de saberlo y sigue en su pasillo y puede contagiar a los demás”.

Tienen que tomar una decisión pronto porque si no esto en cualquier momento va a reventar peor porque ya no va a haber contagiados sino muertos en unas cárceles llenas de desesperación

Ante esa incertidumbre, algunos de los internos, aún sin conocer el resultado de sus pruebas, han optado por aislarse en sus celdas o pasillos todo el día, sin salir a lugares comunes, contó Fredy. “La mayoría nos hemos aislado en nuestras propias celda, por decisión propia, para evitar las aglomeraciones con los demás internos, pero hay muchos ‘carreteros’ que duermen en los pasillos, ellos de todos modos tienen que salir al patio porque es que acá el espacio es muy reducido”, contó Fredy.

Y añadió que aún los que sí duermen en celdas, como él, están a unos 20 centímetros uno del otro, puesto que en celdas que son máximo para seis personas duermen 9 o 10, en la suya, que es para 8 personas, duermen 14. Así en cada una de las doce celdas que en promedio hay en cada piso de los bloques.

La cárcel de Villavicencio es la más hacinada de las cuatro cárceles que hay en Meta, pues aunque a nivel departamental el hacinamiento carcelario es del 33 %, en esa llega al 94,7 % pues aunque fue diseñada para 899 personas, hoy viven allí 1.750, de las cuales el 58,9 % son sindicados, es decir, personas a la espera de su sentencia.

En celdas para 4 personas puede haber hasta 10 presos.

(Le puede interesar: Al ritmo actual, excarcelación de 4.000 presos tomaría más de 230 días)

El tema es tan grave que este jueves la Corte Constitucional tuvo que intervenir y ordenó una serie de medida para deshacinar la prisión y proteger a los presos en medio de la pandemia. Entre estas, ordenó al Inpec actualizar la situación jurídica de los detenidos para identificar a los que, en calidad de sindicados, lleven más de un año -o más de dos en el caso de delitos más graves- sin un juicio, pues la ley prevé la libertad inmediata para quienes lleven ese tiempo en detención preventiva sin ser sentenciados.

De acuerdo con Fredy, en esta cárcel hay personas que llevan hasta 6 años esperando su sentencia y aún así están encerrados.

Entre tanto, los presos siguen organizándose para tratar de frenar, en lo posible, los contagios. Además del autoaislamiento en la celda, con la excepción de los momentos en que van a reclamar los alimentos, algunos internos se están levantando una hora antes de lo normal, a las 4 a. m., para limpiar las cosas que usan a diario dentro de la celda, adicional a esto, contó, todos los miércoles y viernes se organizan para lavar y desinfectar puertas, muros, pasillos, pasamanos y otros espacios comunes, con el anhelo de reducir los focos de contagio.

(Le puede interesar: Corte da órdenes para bajar el hacinamiento en cárcel de Villavicencio)

En los momentos en que deben salir de sus celdas a reclamar los alimentos han optado por tratar de mantener una distancia de un metro y medio por persona en la fila, pero unas filas tan largas no todos cumplen esa medida.

Y añadió que la atención y control médico es casi inexistente, incluso para las personas confirmadas con covid-19, “no tenemos medicinas ni vienen médicos, entonces nuestras familias han optado por traer panela, limón, jengibre y así para que nos hagamos bebidas que nos pueden ayudar, así sea en lo mínimo, pero todo se intenta por salvaguardar nuestras vidas”, dijo Fredy.

Quien agregó que por ahora han tratato de organizarse y mantener la calma pero que viven con miedo a cada momento. 

Nos da mucho temor porque uno tiene su familia, sus hijos y sus nietos uno no quisiera después de haber pagado tanto tiempo en la cárcel tener que salir, lamentablemente, en una bolsa de aquí…

“No se tomaron todas las medidas necesarias y ahora lamentablemente nosotros sentimos mucho temor a diario por enfermarnos. Nos da mucho temor porque uno tiene su familia, sus hijos y sus nietos uno no quisiera después de haber pagado tanto tiempo en la cárcel tener que salir, lamentablemente, en una bolsa de aquí… Y eso es lo que queremos que no suceda. ”.

Por eso dice que el Gobierno debe tomar acciones rápidas antes de que haya más contagios en todas las cárceles, “tienen que tomar una decisión pronto porque si no estos se les va a volver como una olla Express, en cualquier momento va a reventar peor porque ya no va a haber contagiados sino muertos en unas cárceles llenas de desesperación”.

*Nombre cambiado por protección de la fuente

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Previous La intuición, sobre la mesa - Mujeres - Vida
Next Coronavirus: Universidades preparan el regreso a clases con dudas financieras - Educación - Vida

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *