Los malos datos macroeconómicos devuelven al Ibex por debajo de los 6.700 puntos



Las dudas de los inversionistas son más acentuadas en Europa y en una Bolsa española que ha perdido todo el terreno ganado ayer

Los malos datos macro y la renovada presión de Estados Unidos sobre Pekín acerca del origen del coronavirus han impuesto las ventas en las Bolsas europeas. El Ibex ha perdido el terreno ganado ayer y ha vuelto a perder los 6.700 puntos tras ceder 1,13%.

Las dudas regresan entre los inversores europeos y las ventas se han impuesto en las Bolsas europeas, a pesar de la progresiva reapertura de las principales economías. En la agenda del día se han conocido varios datos macro que constatan la dura realidad que afronta la economía mundial. En Europa, el dato de PMI de abril de la zona euro se hundió a un mínimo histórico de 13,6 puntos. El dato de pedidos industriales de Alemania ha registrado un desplome en marzo de 15,6%, muy superior a 10% esperado por los analistas. En EEUU se ha conocido hoy la primera de las referencias sobre el mercado laboral en abril, de la mano del informe de creación de empleo del sector privado. En plena crisis del coronavirus, el mes se cerró con la destrucción de 20,2 millones de empleos.

La progresiva reapertura de la economía en EE.UU. debería absorber buena parte de esta destrucción de empleo, aunque el ritmo de mejora podría ralentizarse con un eventual resurgir de la guerra comercial. La presión sobre China no cede y Donald Trump urge a Pekín a ser absolutamente transparente sobre todo lo sucedido en el laboratorio de Wuhan. Desde la Casa Blanca reiteran que este laboratorio está detrás del origen del coronavirus, una pandemia que ha convertido a EE.UU. en el país con más fallecidos. Si las tensiones persisten, los analistas temen el fin de la tregua comercial sellada justo antes del estallido de la crisis.

Las dudas son más acentuadas en Europa y en una Bolsa española que ha perdido todo el terreno ganado ayer. El Ibex ha cedido un 1,13% y partirá mañana desde los 6.671,70 puntos

Los resultados, en especial los de Repsol y Endesa, fueron claves ayer en la remontada del Ibex. En la sesión de hoy los resultados entre los integrantes del índice selectivo español se han limitado a Siemens Gamesa. El fabricante de aerogeneradores ha registrado unas pérdidas récord por el coronavirus, de 339 millones de euros en su primer semestre fiscal, resultados que han sido recibidos con caídas de 2,88% en Bolsa.

La temporada de resultados tendrá mañana como protagonista a Telefónica, en una semana especialmente favorable en Bolsa para la compañía de telecomunicaciones, impulsada por las expectativas de una fusión de su negocio en Reino Unido con el de Liberty. A modo de adelanto de las cuentas que publicará mañana, hoy se han conocido las cifras de su negocio en Alemania. Telefónica Deutschland ha aumentado sus ingresos al mayor ritmo desde 2014 al tiempo que ha confirmado previsiones. Las acciones de Telefónica han corregido 2,26% tras lograr una revalorización de 10% en las seis sesiones anteriores.

Entre los pesos pesados destaca Inditex, que tras ver como caían sus títulos 10% en dos sesiones, prolonga la remontada iniciada ayer y ha sumado otro 1,46%. Los dos grandes bancos, por el contrario, han ejercido de lastre del selectivo. Bbva se ha dejado 2,89% y Santander, 2,73%.

Repsol ha cerrado con un retroceso del 1,98% tras el rally de 13% logrado ayer al calor de sus resultados y con la corrección que sufre hoy el precio del petróleo. Los analistas de Independent Research han elevado hoy su valoración a 8,90 euros por acción.

Otros valores cíclicos han sufrido fuertes caídas, presionados por un eventual resurgir de las disputas comerciales. Empresas industriales como Ence (-3,36%), ArcelorMittal (-3,74%) y Cie Automotive (-1,83%) han cerrado a la baja en el Ibex.

El resto de Bolsas europeas también ha frenado la remontada de ayer y han cerrado con caídas similares a las del Ibex, con la excepción del FTSE británico (+0,07%). Así, el Dax alemán se ha dejado 1,15%; el Cac francés, 1,11% y el Mib italiano, 1,31%. Los malos datos de PMI del sector servicios en la zona euro y el desplome de las cifras de pedidos industriales en Alemania han puesto en evidencia la magnitud del bache de la economía europea. Los datos macro han compartido protagonismo un día más con la batería de resultados empresariales. En plena presentación de las cuentas correspondientes al primer trimestre del año, los analistas van más allá, y descuentan ya un derrumbe medio de 44,9% en los beneficios de las empresas europeas para el segundo trimestre del año.

El sector bancario europeo contó ayer con el estímulo de la acogida favorable que tuvo en el mercado los resultados de BNP Paribas. En la sesión de hoy el sector ha recibido unas cuentas menos alentadoras. El mayor banco de Italia, UniCredit, ha registrado unas pérdidas superiores a lo esperado, de 2.700 millones de euros en el primer trimestre, debido a las provisiones adoptadas para hacer frente a los estragos causados en Italia por el coronavirus. Sus títulos han recortado 0,8%. La crisis ha tenido un impacto mucho más favorable en las cuentas del sector de salud, hasta el punto de que el índice sectorial europeo se adentra en terreno positivo en el año. Novo Nordisk (+0,6%) ha logrado unos beneficios superiores a lo previsto debido a que los pacientes de diabetes dispararon la compra de los productos de la empresa danesa a finales de marzo como adelanto a las medidas de confinamiento. Otra empresa del sector salud, la alemana Fresenius Medical Care, también ha recibido el visto bueno del mercado a sus resultados con alzas de 1,5%. La publicación de cuentas ha otorgado igualmente un empujón a cotizaciones de empresas como la minorista online Ocado (+5,6%) y el gigante danés de outsourcing ISS (+6,3%).

A diferencia de la jornada de ayer, las empresas petroleras no cuentan con el estímulo de nuevas subidas en la cotización del petróleo. El barril de Brent cotiza por debajo de los US$29, mientras que el de tipo West Texas, de referencia en EE.UU., se cambia por US$23.

La escalada del petróleo se produjo en paralelo a nuevas subidas del dólar. El euro se vio debilitado por las dudas que arrojó el Tribunal Constitucional alemán sobre las compras de deuda del BCE. La divisa comunitaria prolonga sus caídas y pierde por momentos los US$1,08. La libra, por su parte, cae a US$1,23.

En el mercado europeo de deuda, el interés exigido al bono español a diez años repunta por encima de 0,90%, y la prima de riesgo supera los 140 puntos básicos.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Video: Así mata el avispón gigante asiático a un ratón - Medio Ambiente - Vida
Next ¿Quién era Jaime Guaracas, fundador de las Farc que falleció? - Servicios - Justicia