Capturado por asesinato de exguerrillera de Farc tenía dos condenas – Investigación – Justicia




A Jhonatan Sneider Castelblanco Velasco le habrían dado, por adelantado, un dinero para que se encargara del asesinato de Astrid Conde Gutiérrez, quien se desmovilizó de las Farc con las negociaciones de paz y estaba en su proceso de reincorporación.

Con las evidencias que hay contra Castelblanco un juez de control de garantías lo envió a prisión el pasado viernes en la noche.

El asesinato por el que fue detenido ocurrió el 5 de marzo, en un parque del barrio El Tintal, de la localidad de Kennedy, en Bogotá.

Ese día, Castelblanco presuntamente disparó contra la exguerrillera y dejó herido a un vigilante que, según la información de la Fiscalía, reaccionó para evitar la huida del agresor.

Castelblanco intentó esconderse en un canal de aguas lluvias, pero mientras corría fue capturado por la Policía.

Del capturado -quien tiene 28 años, es soltero y cuya cédula es de Bogotá-, se sabe que tiene tres procesos judiciales vigentes por hurto, porte ilegal de armas y cohecho por dar u ofrecer. En dos de ellos fue condenado, pero había sido beneficiado con la libertad condicional.

En el 2017, Castelblanco había quedado libre por pena cumplida por un delito cometido en Tunja. En esa ocasión, el investigado no estaba preso sino que contaba con vigilancia con brazalete electrónico.

Este domingo familiares y seres queridos se despidieron de Astrid Conde durante su sepelio, en Bogotá.

Luego se inició otro proceso penal en su contra. Según los registros, fue detenido hasta el pasado 28 de agosto, cuando un juez le concedió la libertad condicional luego de que él firmó un compromiso de buen comportamiento y pagó una caución que le costó más de 1,6 millones de pesos.

Por el asesinato de Astrid Conde a Castelblanco se le imputó homicidio agravado, tentativa de homicidio y porte de armas de fuego; delitos que no aceptó.

Ayer fue el sepelio de Conde en Bogotá. Entre tanto, en la capital del país hubo marchas y manifestaciones para rechazar los asesinatos de exguerilleros desmovilizados.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Previous Las bolsas del mundo se desploman, tras el rompimiento del acuerdo de la Opep+
Next Esta es la influencia que tienen los precios del petróleo en la economía colombiana