Suenan pasos de recesión



Desde hace más de un año las economías a nivel mundial se están desacelerando y los bancos centrales (Reserva Federal de EE.UU., el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco Central de la República popular de China) están haciendo su mejor esfuerzo para contenerlo mediante la compra de activos y la disminución de tasas de interés.

Sin embargo, la guerra comercial entre EE.UU. y China, además de la aparición del Covid-19, han catalizado y pueden desencadenar una recesión global debido a las medidas que se han tomado para frenar la propagación del virus.

De hecho, la industria manufacturera está en crisis y países como Italia, Alemania y Japón están a puertas de una.

Todo lo anterior está aumentando la demanda por activos refugio como el dólar y los tesoros americanos, así como la venta de activos riesgosos como lo son las acciones, que en el caso de EE.UU., estaban en máximos históricos soportadas por la liquidez.

En los países emergentes, la desaceleración de China está disminuyendo la demanda por commodities, entre los que se encuentran el cobre y el petróleo, principales productos de exportación de países como Chile, Perú, México y Colombia. En este punto cabe resaltar que la Opep ha perdido el poder de fijar los precios por que EE.UU. ahora es el mayor productor de crudo a nivel mundial y que cualquier intento que haga por aumentar los precios, bajo esta coyuntura, sería contraproducente para el débil crecimiento mundial y podría desencadenar una recesión anticipada.

Debido a lo anterior, se está reduciendo la oferta de dólares y ampliando el déficit de cuenta corriente, lo cual esta presionando el dólar hacia nuevos máximos históricos en varios países de la región.

Por otra parte, por más que se logre controlar el Covid-19, las economías a nivel global están muy resentidas y por más ayudas que reciban de los bancos centrales, será difícil que el crecimiento levante cabeza en el mediano plazo. Aunque durante los últimos años ha existido varios campanazos de recesión, tarde o temprano el ciclo de crecimiento, como es natural, debe concluir.

Finalmente, consideramos que el dólar se mantendrá en precios elevados hasta que la desaceleración económica mundial no toque fondo, lo cual podría suceder este mismo o el próximo año.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Bancolombia anunció la adquisición de 40% del Grupo Agromercantil Holding
Next Toma de la Embajada de República Dominicana: quién fue la Chiqui, mediadora del M-19 - Política

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *