La historia de HoliMaths, el juego que creó una mamá para enseñarles matemáticas a sus hijas – Educación – Vida




Las hijas de Adriana Rubio, una comunicadora social y docente, tenían problemas para aprenderse las tablas de multiplicación. “Mi hija, la más chiquita, tenía una examen de división y me dijo la noche anterior que no se sabía muy bien las tablas de multiplicar. Me cuestioné, pues cómo podía enseñarle en tan poco tiempo. Se me ocurrió que una solución podría ser a través del juego”.

Así se inició una idea de emprendimiento que se materializó en un juego de mesa llamado HoliMaths, que hoy tiene presencia en más de 10 países del mundo. Rubio es colombiana, pero desde hace siete años está radicada en Chile, país desde donde trabaja para seguir perfeccionando su idea.

“Me dedico a la creación de material educativo con el objetivo de que los niños puedan aprender de manera divertida materias que tradicionalmente no han sido tan sencillas de enseñar, justamente porque no se han sabido dictar de una manera más adecuada para los niños”, explica Rubio en entrevista con EL TIEMPO.

¿Cómo surge la idea de crear HoliMaths?

Todo se inició en casa en mayo del 2014, cuando una de las hijas de mi esposo me dijo que tenía una evaluación de matemáticas, específicamente de división. La evaluación era al día siguiente, y ella me dijo que no sabía muy bien las tablas de multiplicar.

Entonces empecé a recortar papelitos con Dominica, que en ese momento tenía 7 años, y comenzamos a escribir las tablas. Por ejemplo, escribíamos 2 × 5 y en otras cartas más pequeñas poníamos 10, la solución. Y a medida que íbamos recortando todas las tablas, las hicimos desde el 2 hasta el 12; me surgieron diferentes formas de juego, como, por ejemplo, unir carta problema con carta solución.

La idea de HoliMaths entonces es buscar acumular la mayor cantidad de puntaje de unir carta problema (2 × 5) con la carta solución respectiva (10). Tiene jugadas similares a Canasta, Carioca o Rummy Q.

¿Por qué el juego resulta un método acertado para que los niños aprendan?

Gracias al premio que ganamos en los Academics’ Choice Awards en la categoría de juego inteligente, en donde los jurados son docentes de pedagogía de las universidades de Princeton, de Harvard y de Columbia, se determinó que el juego cumple con la promesa de que el niño aprenda las operaciones matemáticas, como suma, resta, multiplicación y división.

Adicionalmente, el niño está desarrollando nuevas autopistas neuronales que favorecen el pensamiento lógico, creativo y estratégico. También desarrolla capacidad de análisis, razonamiento espacial y resolución de problemas.

¿Jugar entonces se puede convertir en un aprendizaje alternativo?

Cada vez que el niño juega está aprendiendo más rápido. Nosotros recomendamos que jueguen 15 minutos al día, además porque también se vuelve un espacio para compartir en familia.

El aprendizaje no será traumático, porque generalmente el proceso de enseñanza de las matemáticas es solitario, mecánico, repetitivo y, por qué no decirlo, aburrido. Además, ocurre que cuando estamos aprendiendo en casa, los papás pueden regañar a los niños porque no supieron el resultado.

Las tablas de multiplicar marcan el antes y el después de la relación de los niños con las matemáticas, pues si no se las saben, no es posible avanzar. Cuando el estudiante se ha bloqueado, ya es muy complicado continuar.

HoliMaths tiene aproximadamente 13 formas de juego.

Se trata de una experiencia diferente y que al mismo tiempo ayuda a enseñar…

El juego es por excelencia la actividad preferida de los niños, porque es divertida, está llena de emociones positivas, ricas en experiencias y sensaciones de que desde la emoción se favorece el aprendizaje.

Los juegos son la mejor propuesta para mejorar la enseñanza de todas las materias y, en especial de las matemáticas, a todos los niños.

Hay infinidad de materiales educativos con componente lúdico que sin duda ayudarían a la apropiación de todos los conceptos académicos, con aprendizaje significativo y que perdura a lo largo del tiempo. Nuestro sueño es crear un colegio donde solo se aprenda mediante el juego y potenciando las habilidades innatas de los niños.

¿Qué tipo de habilidades emocionales y académicas considera que los niños pueden desarrollar con el juego?

Entre las habilidades emocionales que favorece el juego están: autoestima, que es la habilidad más importante. Le da seguridad y agilidad para responder, porque tiene la información fácilmente. También, desarrollar el aprendizaje significativo, la inteligencia social y la tolerancia a la frustración. El juego también reduce la ansiedad, porque tiene ayudas de memoria. Por ejemplo, si le salió el 3 × 7 –la tabla del 3 es naranja–, va y busca en la ayuda por asociación de color y se va encontrar con el 21.
En cuanto a las habilidades académicas, el niño desarrolla el pensamiento lógico y razonamiento espacial. Ese fue el principal motivo de la organización Carvajal para buscarnos y apoyarnos. Logramos que el juego se vendiera al menor costo posible.

¿De qué manera estos juegos se pueden complementar en los colegios?

En Colombia ya hay algunos colegios que lo están usando. Si la memoria no me falla, está en el colegio Abraham Lincoln y en el Guillermo León Valencia. Se integra fácilmente porque es un juego que está dentro de las materias que se enseñan. Además, las matemáticas son transversales a todas las áreas.

De hecho, con la Universidad de Talca (Chile), recientemente se hizo un estudio en el que los estudiantes de colegios públicos respondían un examen antes y después de haber jugado con HoliMaths en seis sesiones de una hora. Los resultados ratifican la efectividad del aprendizaje lúdico. El número de respuestas correctas incrementó de 75 a 91 por ciento en niños de 7 a 8 años, y de 79 a 97 por ciento en niños entre los de 8 a 9 años.

EDUCACIÓN 
campen@eltiempo.com

Previous La tarifa del pasaje del Transmilenio y el Sitp subiría $100 en los próximos días
Next Hoteles para celebrar San Valentín 2020, según Forbes - Viajar - Vida