Este año la economía colombiana crecería 3,4% según promedio de proyecciones



Un impulso en la inversión, mejoría en la construcción y la materialización de obras de infraestructura ayudarían al país, pero no se alcanzaría la meta del gobierno de 4%.

Adriana Carolina Leal Acosta

Si bien la economía colombiana es una de las que ha mostrado mejor desempeño en términos de crecimiento en comparación con América Latina, por lo que hoy tiene proyecciones positivas para este año, los cálculos de la mayoría de los centros de pensamiento se quedan cortos frente a las expectativas del Gobierno Nacional.

Esto debido que, al promediar las proyecciones para Colombia del Banco de la República (3,3%), el Banco Mundial (3,6%), la Cepal (3,5%), el Fondo Monetario Internacional (3,6%), la Ocde (3,5%), Fedesarrollo (3,5%), Anif (3,3%), Asobancaria (3,4%) y Bbva Research (3,2%); se concluye que la economía local podría llegar a crecer 3,4% en 2020. A pesar de que la meta de la Administración reflejada en el marco fiscal, es la de llegar a 4%.

La razón del aumento sería el impulso que tendría la inversión en esos doce meses, atraída por los proyectos de infraestructura que están pendientes, así como de una mejora en el sector de la construcción luego de un par de años de registrar bajo desempeño. Este sector, según Bbva Research, crecería 5,5% en 2020.

“El balance de crecimiento es mejor en 2020 y 2021 frente a 2019. Este año el desempeño de la economía estará marcado por la inversión, con un crecimiento de 5%, que es más de los estimado para el cierre de 2019, el cual se debió ubicar en 4,1%”, señaló Juana Téllez, economista jefe de Bbva Research.

En este punto no hay que dejar a un lado el impacto de la reforma tributaria que, gracias a la devolución del IVA por compra de bienes de capital, haría más atractivo hacer ese tipo de inversiones.

Sin embargo, sectores transables como industria y minería seguirían estando rezagados, en especial por la desaceleración global y el débil comportamiento de las exportaciones colombianas.

A lo que hay que agregar que, como ya ha sido probado, la economía local en 2019 fue movida en 70% gracias al consumo privado, y aunque este año ese factor tendría un poco menos de protagonismo, lo cierto es que el aumento sostenido del desempleo, afectaría el consumo.

“Este crecimiento no descarta riesgos a la baja como un deterioro de las condiciones externas, un aumento de la inflación por ‘pass-through’ cambiario que obligue al Banco de la República a un incremento de su tasa de intervención, así como el riesgo fiscal derivado de la recientemente aprobada reforma tributaria que podría reducir el recaudo en el mediano plazo”, señaló Luis Fernando Mejía, presidente de Fedesarrollo.

Por su parte, Lia Heenan, Socia de Global Corporate Advisory en Crowe Colombia, señaló que “si bien se espera que Colombia continúe creciendo por encima del promedio registrado por la región, gracias al aumento en el consumo interno y las inversiones en materia de infraestructura que se vienen desarrollando, es muy poco probable que se llegué a un crecimiento por encima del 3,7%, considerando la incertidumbre actual de la economía mundial y la contracción esperada de las economías de Estados Unidos y China, principales socio comerciales del país”.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous La española Room Mate cierra el año con una facturación récord
Next Productividad y concentración, algunos de los beneficios de hacer yoga

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *