Investigación de la Fiscalía sobre los crímenes de líderes sociales en Colombia – Investigación – Justicia




Martha Mancera Directora Unidad de Desmantelamiento de Bandas Criminales de la Fiscalía, en entrevista con EL TIEMPO afirmó que se “han logrado resultados sin precedentes frente a la solución de los crímenes de líderes sociales”.

¿Qué radiografía tienen sobre estos crímenes?

Desde 2016, la Fiscalía desarrolla una estrategia de investigación y judicialización que ha permitido que se alcancen resultados sin precedentes en relación con el avance de esclarecimiento de estos hechos. Entre el 1.º de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2019, la Fiscalía investigó un total de 592 homicidios reportados por la ONU, organizaciones sociales, la Defensoría del Pueblo, Marcha Patriótica y Cumbre Agraria.

Para este período, la ONU reportó 365 crímenes de defensores, de los cuales el 75,34 % ocurrieron en 11 de los 32 departamentos del país. Cauca (59 víctimas) y Antioquia (53 víctimas) concentran el mayor número de casos, seguidos de Norte de Santander (32 víctimas), Valle del Cauca (26 víctimas) y Caquetá. Además, el 67,40 % de estos 365 casos se presentaron en zonas rurales.

(Le puede interesar: ONU, alarmada por la ‘terrible tendencia’ de asesinato de líderes)

¿Cómo han avanzado las investigaciones?

Frente a estos casos tenemos una metodología especial que incluye la activación de unidades itinerantes con la capacidad de desplazarse a cualquier lugar del país para atender los homicidios, un mecanismo de asociación de casos, el fortalecimiento de las capacidades investigativas de las seccionales y la expedición de directrices precisas para la investigación.

¿Qué resultados hay?

En general, del universo de 592 homicidios, 256 (43,24 %) se encuentran con avance de esclarecimiento. De manera particular, sobre el total de homicidios reportados por la ONU (365 víctimas) se tiene un avance investigativo en 191 hechos, que equivale al 52,32%, con los siguientes resultados: 54 casos con condena, 71 en juicio, 28 con imputación de cargos, 36 en indagación con orden de captura y dos precluidos por muerte del indiciado. Se han vinculado 510 personas, de las cuales 211 están privadas de la libertad.

Frente a estos casos tenemos una metodología especial que incluye la activación de unidades itinerantes con la capacidad de desplazarse a cualquier lugar del país para atender los homicidios

¿Quién está matando a los líderes?

En los casos reportados por la ONU es importante advertir que los homicidios son atribuidos a múltiples autores, que incluyen particulares (38,74%) y a organizaciones criminales (57,59 %), con los siguientes responsables: 31 víctimas atacadas por organizaciones criminales locales, 27 por disidencias de las Farc, 20 por el ‘clan del Golfo’, 16 por el Eln, 6 por ‘los Pelusos’ y 5 por ‘los Caparros’.

¿A qué atribuyen la diferencia de cifras entre las entidades?

La Fiscalía aborda la totalidad de homicidios denunciados, independientemente de la entidad u organización que lo reporta. Es posible advertir que la conceptualización sobre quién es defensor varía entre fuente de información y además su verificación en terreno es diferente, por esto la Fiscalía implementó una directiva en la que se abordan temas como el concepto de defensor con base en información de la ONU.

ONU reconoce crímen de líder del Putumayo

El asesinato de Gloria Ocampo registrado en Puerto Guzmán, Putumayo, el 7 de enero, ya fue certificado por Naciones Unidas como un crimen que estaría asociado a la labor que venía desarrollando la líder social a favor de la sustitución de cultivos ilegales en esa región del país.

Su trabajo se desarrollaba en una zona en la que se registra una pugna entre dos grupos disidentes de las Farc y la temida banda ‘la Constru’ por el control del narcotráfico en la región, donde, según la ONU, a corte de 2018, había 26.408 hectáreas sembradas con matas de coca.

Gloria Ocampo fue asesinada el pasado 7 de enero.

Foto:

Fuentes de la Fiscalía señalaron a EL TIEMPO que ya se recibió la certificación de Naciones Unidas y el caso por el asesinato de Ocampo pasó a la Dirección de Unidad de Desmantelamiento de Organizaciones Criminales, creada como parte de los acuerdos de paz de La Habana para investigar los asesinatos y amenazas contra los líderes sociales del país y los excombatientes de las Farc que se acogieron a la negociación.

(Además: El doloroso último adiós a líderes sociales asesinados en Huila)

Aunque las ONG como Indepaz han hablado del asesinato de 18 líderes sociales en lo corrido del año, Naciones Unidas, que certifica oficialmente cuáles casos corresponden a asesinatos relacionados con la actividad que venía desarrollando la víctima, menciona 10 en los primeros 13 días del mes.

Este diario estableció que se están verificando los crímenes de Óscar Quintero Valencia y Gentil Hernández, registrados en Puerto Guzmán, Putumayo. Ellos fueron asesinados el 8 de enero, apenas con una hora de diferencia en la vereda Caño Sábalo, en donde se dedicaban a las labores agrícolas.

Igualmente, se está examinando el caso de Anuar Rojas, un guardia indígena de Nuquí, Chocó, cuya muerte fue denunciada por la Defensoría del Pueblo, que incluso alertó sobre el desplazamiento de cerca de 80 personas de la zona. Y el crimen de Jhon Fredy Álvarez en Algeciras, Huila.

La víctima, quien fue asesinada en su casa, era el presidente de la Asociación de Trabajadores Campesinos (Astracal) y hacía parte del movimiento Marcha Patriótica.

El último caso que entró en el radar de las autoridades fue el asesinato del líder comunal y dirigente deportivo Jorge Luis Betancourt Ortega, perpetrado el lunes en la sala de su casa en Montelíbano, Córdoba.

JUSTICIA
En Twitter:

Previous Dólar opera al alza a pesar de que hoy se firma la primera fase del acuerdo comercial
Next Donald Trump apoya a Brasil para que ingrese a la Ocde en lugar de la Argentina

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *