Balance de los casos de secuestro en 2019: histórica reducción del secuestro en el país – Delitos – Justicia




Una de las buenas noticias con que arranca el 2020 es que Colombia registró una histórica reducción del secuestro en las últimas dos décadas.

Mientras que en el año 2000 se reportaban en promedio 10 plagios diarios, el 2019 cerró con 88 secuestros en total, un 49 por ciento menos al compararlo con 2018, cuando se registraron 173 casos, de acuerdo con el Gaula de la Policía.

El Gaula, que fue conformado en 1998, lleva la estadística desde el año 2000 de los secuestros y extorsiones en el país.

No obstante, según el presidente Iván Duque, quien calificó esta reducción como un gran logro en temas de seguridad ciudadana, el 2019 “fue el año con menos secuestros desde 1984”.

La reducción en este delito, de acuerdo con expertos consultados por EL TIEMPO, se debe a un organismo especializado (los Gaula militares y de Policía) que ha fortalecido sus procesos investigativos a través de la inteligencia y las ayudas técnicas que lo hacen más efectivo.

En ese sentido, el director del Gaula de la Policía Nacional, general Fernando Murillo, dijo que el secuestro ha mutado y que hoy no existen grandes redes de delincuencia común dedicadas a esa actividad criminal (ver nota anexa).

“El trabajo ejercido a lo largo de los años ha permitido identificar y desarticular a esos grupos dedicados al secuestro económico, que tiempo atrás contaban con la logística y la infraestructura para mantener a una persona secuestrada por meses y hasta años”, señaló el oficial.

El general Murillo dijo que en Colombia hoy, “los grandes secuestradores son el Eln y los grupos armados organizados residuales (disidencias), que delinquen en el norte de Cauca y Arauca”.

El cese de toda forma de secuestro es una exigencia inamovible del gobierno Duque para un eventual acercamiento de paz con el Eln. El mandatario exige que la guerrilla libere a todos los secuestrados y termine con esta práctica como una forma de financiación.

La porosa frontera con Venezuela facilita el paso de los secuestrados al país vecino, lo que frena y dificulta el actuar de las autoridades en un eventual rescate y captura de los responsables

“Mantener la posición del Presidente de no abrir ninguna posibilidad de diálogo mientras el Eln mantenga personas secuestradas y combatir con todo el poder del Estado a esas estructuras de la guerrilla que persisten en esta atroz actividad permitirán mantener la tendencia a la baja”, aseguró Daniel Mejía, profesor universitario y experto en temas de seguridad ciudadana.

Mejía resaltó que no se puede desconocer que entre 2018 y 2019 se han dado resultados muy positivos en la seguridad, “la reducción en los homicidios, el secuestro y algunos tipos de hurto son un logro que se debe mantener y fortalecer por parte de este gobierno, que ha venido dando buenos resultados”, puntualizó.

Por su parte, Carlos Augusto Chacón, director académico del Instituto de Ciencia Política (ICP), señaló que para el Eln el secuestro es además una forma de presión política para obligar al Gobierno a negociar.

(Le recomendamos: Conmovedor reencuentro familiar de mujer secuestrada hace 15 meses)

Muy diferente a las disidencias, que lo ven como otra oportunidad para financiarse, además de las rentas de la minería ilegal y el narcotráfico.

Chacón señaló que la Fuerza Pública ha tratado de reforzar su presencia en zonas del país donde delinquen “las estructuras dedicadas al secuestro, lo que les ha dificultado volver a las viejas prácticas del año 2000, cuando perpetraron secuestros masivos”.

El director del Gaula resaltó que, con base en las lecciones aprendidas durante estos años, los cuerpos especializados contra la extorsión y el secuestro, los Gaula, sacan provecho de la “inteligencia, y cada caso se trata como único. Aquí se pone en marcha todo el poder de la investigación a lo largo y ancho del país para ubicar y rescatar lo más pronto posible al secuestrado sin poner en riesgo su vida”.

Durante este proceso, afirmó el oficial, se mantiene un acompañamiento permanente a la familia del secuestrado para apoyarla sicológicamente y asesorarla durante una eventual negociación.

Así recuperó la libertad José Voltaire Cubides Lozano, de 26 años, quien fue rescatado por el Gaula de la Policía el 30 de diciembre en zona rural de Cúcuta, Norte de Santander.

El comerciante había sido secuestrado dos días antes por delincuentes comunes que exigían 80 millones de pesos por su liberación.

En medio del supuesto pago, asesorado por el Gaula, se logró la captura de cinco de los secuestradores y el rescate de Cubides.

Esa actividad, lograr el rescate del secuestrado y la captura de los secuestradores, ha incidido en la disminución de este delito porque, de acuerdo con el general Murillo, “el delincuente sabe que se expone a todo el peso de la ley y que nuestra capacidad investigativa judicial se compromete hasta el final, es decir, a ubicar a cada uno de los integrantes de la red criminal”. Así quedó evidenciado con el secuestro de Melisa Martínez García –sobrina del nobel Gabriel García Márquez–, quien permaneció 115 días privada de la libertad en 2018.

(Le puede interesar: La estructura de las Fuerzas Militares con el general Zapateiro)

Ella fue rescatada, y en un principio 13 de sus secuestradores (exparamilitares) fueron capturados; la investigación continuó y hace un mes se capturó a Jhon Jairo Esquivel, alias el Tigre, sindicado de haber organizado y dirigido el plagio.

Los secuestradores

Precisamente, el mayor número de secuestros en 2019 se registró en Norte de Santander (con 18 casos), donde el Eln tiene presencia y donde según el director del Gaula, “la porosa frontera con Venezuela facilita el paso de los secuestrados al país vecino, lo que frena y dificulta el actuar de las autoridades en un eventual rescate y captura de los responsables”.

En el Valle se reportaron 11 secuestros; en Cauca, 10 y en Arauca, 7, zonas donde tienen injerencia la guerrilla y las disidencias de los frentes sexto y décimo de las Farc.
De acuerdo con el Gaula, las principales víctimas del secuestro en Colombia son los comerciantes (15 denuncias), seguidos de los estudiantes (11 casos) y los profesionales (10 casos).

Hace diez días se conoció de la liberación de dos personas por parte del Eln en las selvas de Chocó quienes llevaban varios meses privadas de la libertad, y aunque en un principio se tomó como un gesto de buena voluntad por parte de la guerrilla, trascendió que las familias pagaron por su entrega.

En 2019 fueron rescatadas 36 personas

En Entrevista con EL TIEMPO, el director del Gaula de la Policía, señaló qé factores han incidido para la disminución del secuestro.

¿Qué factores han influido en la disminución del secuestro?

​El presidente Iván Duque nos exige a los Gaula militares y de policía trabajar de la mano de la Fiscalía y hacerlo con contundencia en cuanto se conoce un caso de secuestro.

Nosotros no nos fijamos en quién es la persona secuestrada o su condición social, actuamos con base en nuestra experiencia –que es reconocida a nivel mundial– y ponemos toda la inteligencia y la investigación criminal para lograr traerla lo más pronto al seno de su hogar, sana y salva. Ante un secuestro se activa de inmediato el plan candado, y no paramos hasta lograr el rescate o liberación de la víctima.

Y en medio de esa necesidad de rescatarlo, ¿no se pone en riesgo su vida?

No, nosotros nunca entramos a rescatar a sangre y fuego, prevalece la seguridad y la vida de la persona. Prueba de ello es que este año hemos rescatado 36 personas, que regresaron junto a sus familias.

¿Es común que las familias no denuncien y paguen?

Ahora los ciudadanos confían más en nuestro trabajo, y a través de campañas como ‘Yo no pago, yo denuncio’, conocen de los peligros a los que se exponen, porque si pagan una vez, se vuelven vulnerables y habrá más secuestros en su núcleo familiar.

Este es nuestro programa bandera en prevención, lo hemos trabajado con los gremios económicos, con las juntas de acción comunal, en veredas y barrios, logrando excelentes resultados, como la captura en 2019 de 559 personas relacionadas con secuestros.

¿Hoy en día hay redes dedicadas al secuestro?

No, un secuestro requiere una logística grande, y hoy ya no existen esas redes de delincuencia común que se financiaban del secuestro extorsivo a gran escala. Hoy son secuestros de corta duración. Los grupos organizados que hoy se financian del secuestro son el Eln y los Gaor (disidencias), que se ubican en Arauca y el norte de Cauca.

¿Cuántas personas están secuestradas por el Eln?

En nuestro reporte tenemos establecido que serían siete las personas secuestradas desde el 2002. Esperamos que regresen al seno de sus hogares pronto. De algunas no se tienen pruebas de vida hace algún tiempo, reportan sus familiares.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
REDACCIÓN JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Previous Habrá nuevo intento de reforma a la justicia en 2020 - Cortes - Justicia
Next Mapaches fingen ser estatuas para que no los descubran en un jardín - Medio Ambiente - Vida

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *