Exxon y Chevron sufren fuerte caída en ganancias debido a desaceleración económica



ExxonMobil, la mayor petrolera estadounidense, anotó un retroceso de 42,8% en sus beneficios a septiembre, mientras que Chevron, la segunda petrolera del país, vio un descenso de 14%

Las dos principales petroleras de EEUU, Exxon Mobil y Chevron, informaron este viernes fuertes caídas en sus ganancias de los últimos nueves meses respecto de igual período de hace un año, debido a los bajos precios del crudo y el gas, la desaceleración económica internacional y a márgenes más reducidos.

ExxonMobil, la mayor petrolera estadounidense, ganó US$ 8.650 millones hasta septiembre, 42,8% menos que en el mismo periodo de 2018, mientras que Chevron, la segunda petrolera del ránking, vio un retroceso de 14%.

Los bajos precios del petróleo en estos nueve meses, las preocupaciones por el exceso de oferta y los altos costos de producción son algunos de los factores que han afectado fuertemente a un sector energético, que también es especialmente vulnerable a cualquier signo de desaceleración del crecimiento global.

En el caso de ExxonMobil, facturó US$ 197.765 millones en los primeros nueve meses de 2019, un 9,5% menos que entre enero y septiembre del año pasado.

Por lo que respecta al tercer trimestre, al que más atención prestaban los mercados este viernes, los beneficios se redujeron aún más, con un descenso de 49,2%, a US$ 3.170 millones. La facturación en ese periodo fue de US$ 65.049 millones, 14,9% menor.

Las ganancias por acción cayeron a US$ 0,75 en el tercer trimestre desde US$ 1,46 en 2018. Los resultados, no obstante, fueron mejores de lo esperado por los analistas, que habían rebajado sus expectativas a US$ 0,67 por acción.

En el caso de Chevron, la facturación hasta septiembre retrocedió a US$ 110.166 millones, frente a los US$ 123.987 millones del mismo periodo de 2017.

En el tercer trimestre, Chevron tuvo utilidades por US$ 2.580 millones, 36,2% menos que en esos tres meses del año pasado. Por acción, la empresa ganó US$ 1,36, frente a los US$ 2,11 del mismo trimestre de 2018.

Entre julio y septiembre, la petrolera tuvo una facturación de US$ 36.116 millones, muy por debajo de los US$ 43.987 millones del año pasado.

La producción de petróleo, sin embargo, alcanzó los 3,03 millones de barriles por día, lo que representa un aumento de 3% respecto al año anterior.

Los inversionistas de Wall Street recibieron bien los de ExxonMobil, porque ya habían descontado la caída y sus acciones avanzaban un holgado 2,3% en la media sesión de la Bolsa de Nueva York, mientras que Chevron sólo era penalizada en un alza de 0,11%.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Jennifer López interpreta a una stripper estafadora - Cine y Tv - Cultura
Next Apple pide a EE.UU. que elimine aranceles a componentes de iPhone y AirPods fabricados en China