Corte Suprema acepta a Iván Velásquez como parte civil en caso contra Uribe – Cortes – Justicia




La Corte Suprema de Justicia aceptó al exmagistrado Iván Velásquez como parte civil dentro de la investigación que se sigue contra el expresidente Álvaro Uribe por injuria y calumnia, demanda presentada por Velásquez y en la que los dos no pudieron llegar a una conciliación. 

En este proceso Uribe fue citado en agosto a rendir una versión libre por las denuncias que elevó en su contra el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia. 

Con ponencia de la magistrada de la Sala de Instrucción, Cristina Lombana, se decidió aceptar a Velásquez como parte civil. Esto significa que Velásquez, además de ser el demandante, ahora se convierte en una parte procesal dentro de la investigación por injuria y calumnia. 

Su inclusión como parte civil dentro del caso contra Uribe se dio porque Velásquez acreditó varios requisitos. Esto le permite, según lo establecido en la ley 600 del 2000, poder acceder al expediente, presentar y controvertir pruebas, entre otros derechos. 

También le permite acceder, en caso de que Uribe sea condenado, a una indemnización y una reparación por los daños y perjuicios ocasionados, tanto de orden material como moral. 

El exmagistrado Velásquez, quien es jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), y fue el investigador estrella de la parapolítica en Colombia, demandó a Uribe porque el expresidente hizo en su contra una serie de señalamientos en Twitter.

Por ejemplo, en agosto del 2018 Uribe le pidió a Guatemala que anule “la actividad judicial” de Velásquez en la Comisión Contra la Impunidad. “Guatemala debe suprimir la actividad judicial de Iván Velásquez, sesgado militante extremista, y de Pinilla Cogollo, fue integrante de grupo criminal. Con politiquería judicial no se derrota la corrupción”, dijo Uribe en Twitter.

Uribe hizo esa declaración después de que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, decidió no renovar el mandato de la comisión que preside Velásquez y que va hasta septiembre del 2019.

Velásquez, quien tiene 62 años, llegó a Guatemala en el 2013 tras salir de la Corte Suprema de Justicia de Colombia. En solo dos años ya tenía a 200 personas acusadas de corrupción, entre ellas Otto Pérez, quien en la época era el presidente de ese país.

En Colombia, Velásquez ha sido Procurador Departamental de Antioquia en los años 90, además de magistrado del Consejo de Estado y de la Corte Suprema de Justicia.

JUSTICIA

Previous Entrevista a Piso 21 y otros planes de fin de semana - Cine y Tv - Cultura
Next Marchas universitarias generan bloqueos en diferentes puntos de la capital