El “banco de los bancos centrales” alerta sobre los riesgos y oportunidades de las BigTech



Entidad indica que será crucial la coordinación entre autoridades públicas para abordar a estos actores

El Banco de Pagos Internacionales (BIS en sus siglas en inglés), entidad que agrupa a los principales bancos centrales de las economías más importantes del mundo, emitió un informe en el que menciona los riesgos y oportunidades que existen en el sistema financiero ante la irrupción de las BigTech a este mercado.

El organismo con sede en Basilea, Suiza, explica que el ingreso al negocio de firmas como Google, Amazon, Facebook y Apple, entre otras, se basa en permitir interacciones directas entre un gran número de usuarios generando datos.

Aprovechando este ciclo, algunas compañías han incursionado en medios de pago, administración de dinero, seguros y préstamos. “Hasta ahora, los servicios financieros son solo una pequeña parte de su negocio a nivel mundial. Pero dado su tamaño y alcance al cliente, la entrada de las grandes tecnológicas en las finanzas tiene el potencial de provocar un cambio rápido en la industria”, sostiene el documento.

De acuerdo a datos recopilados por el BIS, al cierre de 2018, el 11,3% de los ingresos de las BigTech provinieron de servicios financieros.

Las mejoras al sistema financiero
Entre los beneficios identificados por la entidad, está que las BigTech pueden generar estructuras de bajo costo y “proporcionar servicios financieros básicos, especialmente en lugares donde una gran parte de la población permanece sin acceso bancario”.

Agrega que “utilizando grandes datos y análisis de la estructura de la red en sus plataformas establecidas, pueden evaluar el riesgo de los prestatarios, reduciendo la necesidad de garantías para garantizar el reembolso”.

El órgano internacional destaca que de esta forma las BigTech “prometen ganancias de eficiencia y puede mejorar la inclusión financiera”.

Los riesgos
Al momento de vislumbrar los riesgos, el BIS establece que tienen el potencial de “hacerse dominantes a través de las ventajas que ofrece el ciclo de actividades de la red de datos, lo que plantea problemas de competencia y privacidad de datos”.

Con este escenario, plantea que las políticas públicas “deben estatecblecerse en un enfoque más integral que se base en la regulación financiera, la política de competencia y la regulación de la privacidad de los datos”.

Así, considera que en la medida que las operaciones abarquen “los perímetros regulatorios y las fronteras geográficas, la coordinación entre las autoridades nacionales e internacionales es crucial”.

Otro elemento que manifiesta el BIS es que “los reguladores deben garantizar la igualdad de condiciones entre las grandes tecnológicas y los bancos, teniendo en cuenta la amplia base de clientes de las grandes tecnologías, el acceso a la información y los modelos comerciales de gran alcance”.

Para esto, precisa que si las BigTech “participan en actividades que son efectivamente idénticas a las realizadas por los bancos, entonces dichas actividades deberían estar sujetas a las reglas bancarias”.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Gobierno de Argentina intenta destrabar el desembolso de US$5.400 millones del FMI
Next Deutsche planea reforzar la banca privada y busca 300 banqueros para captar clientes ultrarricos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *