¿Tienen el cuarzo y otros cristales poderes curativos? – Ciencia – Vida




La ciencia ha desmitificado una de las creencias fundamentales del movimiento de la denominada Nueva Era: que colgar un cristal en el cuello eleva los niveles de energía personal y el espíritu.

Varios estudios han demostrado que las sensaciones reportadas por los creyentes en los cristales, como hormigueo, calor y sentimientos de bienestar, provienen, en cambio, del poder de la sugestión.

Cuando se les dan cristales falsos baratos, las personas informan exactamente las mismas sensaciones misteriosas que cuando tienen los artículos genuinos.

Se afirma que los cristales pueden aliviar el estrés, aumentar la creatividad y la conciencia, curar enfermedades y mejorar los poderes psíquicos en áreas como la adivinación y la radiestesia.

La creencia de que el cuarzo y las piedras semipreciosas contienen un poder sutil desconocido para la ciencia es una parte clave de la industria de la Nueva Era.

De hecho, el cuarzo, tan alabado por estas corrientes, es uno de los minerales más comunes sobre la superficie terrestre. ¿Qué de especial puede tener algo tan abundante?

No obstante, los defensores de estas prácticas afirman que los mencionados efectos provienen de auras mágicas, vibraciones y frecuencias.

Tales afirmaciones han sido desmentidas una a una, y esta pseudociencia de cristales curativos cada vez tiene menos fuerza en la sociedad.

En el año 2011 se llevó a cabo un experimento entre 80 voluntarios para determinar los supuestos poderes curativos de los minerales. A la mitad se les dio un cristal genuino de la ‘Nueva Era’ durante unos minutos mientras meditaban.

Al resto se les pidió que sostuvieran una falsificación de plástico barata, pero se les dijo que era el artículo genuino (a esta metodología se le conoce como control y cegamiento).

Los voluntarios también se prepararon para notar los supuestos efectos de los cristales –hormigueo, atención más centrada, emociones equilibradas, aumento de la temperatura de las manos y de los niveles de energía, mayor sensación de bienestar, y “activación de todos los niveles de conciencia–.

Solo seis de los 80 no pudieron experimentar al menos una de estas sensaciones.

El poder de sugestión, ya sea explícito o implícito, parece ser el poder no tan misterioso que puede convencer a muchos de que los cristales tienen el potencial de hacer milagros.

Los datos presentados son coherentes con la idea de que los creyentes en lo paranormal son más sensibles a este poder.

Los cristales no curan. Si tiene algún malestar, consulte a su médico, no al cuarzo.

DAVID TOVAR
Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología de la
Universidad Nacional de Colombia

Previous El riesgo de un Brexit sin acuerdo es "muy real", dice Jean-Claude Juncker de la Unión Europea
Next Dinero que se habría perdido por corrupción en Colombia: informe de Transparencia por Colombia - Delitos - Justicia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *