Consejo de Estado mantiene medidas cautelares sobre proyectos pilotos de fracking



La decisión de la sala derrotó el pedido de súplica que pedía revocar las medidas cautelares

Kevin Steven Bohórquez Guevara – kbohoquez@larepublica.com.co

Casi 10 meses después desde que se suspendieron provisionalmente los actos administrativos por medio de los cuales el Gobierno Nacional fijó los criterios para la exploración y explotación de yacimientos no convencionales, el Consejo de Estado decidió mantener las medidas cautelares sobre este tipo de proyectos.

Con la decisión de la Sala Plena del Alto Tribunal, se mantienen quietos los procesos de licenciamiento ambiental en la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

La decisión de la sala derrotó la ponencia que pedía revocar las medidas cautelares, con lo que se opone al recurso de súplica del Ministerio de Minas y Energía.

Detrás de esta decisión, hay fuertes efectos para el otorgamiento las licencias para la realización de las explotaciones por medio de la técnica de fracturación hidráulica.

Hay que recordar que la Comisión de Expertos sugirió que dependiendo de los primeros proyectos piloto para definir si es viable o no la técnica habrían nuevos resultados en las obras. Estas recomendaciones de los expertos se entregaron en el primer semestre, y aunque en ese momento los especialistas dijeron que sí se podía iniciar con el desarrollo de esta técnica, advirtieron que se debían seguir parámetros iniciales: tales como licencias sociales en los territorios, fortalecimiento institucional y pruebas ambientales.

Más allá de las decisiones de hoy en la Corte, de implementarse en un futuro la técnica, gremios han asegurado que se llegaría hasta 23,7 años en reservas de petróleo (hoy 6,2 años) y 24 terapiés cúbicos de gas. A estas proyecciones también se suma que el Marco Fiscal de Mediano Plazo detalla que, en un horizonte de 30 años, los ingresos totales provenientes de YNC ascienderán a $324 billones, alrededor de 30% del PIB de Colombia.

Y es que las alarmas del sector se acrecientan ahora que se estima que por cuenta de la caída de las reservas de crudo, la producción disminuiría 28,3% entre 2020 y 2030, pasando de 862.000 barriles día hasta 618.000.

Es claro que hay posiciones divididas frente a esta técnica, La fracturación hidráulica del suelo, o fracking, es una opción que tiene vario frentes, pero también otros cuantos de apoyo. Por ejemplo, hasta el Consejo Gremial también ha estado atento a la discusión, y tal punto que destacó que “garantizar la suficiencia energética en Colombia, constituye un aspecto fundamental para el desarrollo económico, la generación de empleo, el aumento de la competitividad, y la sostenibilidad fiscal del país”.

Noticia en desarollo…

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Previous Chile toma impulso para convertirse en centro financiero con proyecto de ley
Next Tras 25 años como director ejecutivo de Latam, Enrique Cueto dejará su cargo